Hola, amigos,

es obvio que estamos en una crisis económica de esas crisis cíclicas que ocurren cada x años y que pasa, siempre pasa. Aunque esta que vivimos viene muy marcada por el derrumbe del mercado inmobiliario y, de paso el sector de la construcción, concretamente de viviendas. Y no parece una crisis cualquiera, esta parece de las más serias de los últimos cien años

Como es de suponer esto le va a afectar al sector turismo. Y lo veo más claro ultimamente y sobre todo tras leer un planteamiento de debate en Turismo 2.0.
Particularmente me preocupa:

El éxodo del personal de la construccón al sector hotelero, sobre todo al área de Alimentación y Bebidas. Se corre el riesgo de que los trabajadores que se queden sin empleo en la construcción caigan en el sector para ocupar puestos de camareros fundamentalmente. Y es un riesgo efectivamente, sin ánimo de caer en descalificaciones de ningún tipo, porque serán camareros sin ninguna experiencia y creyendo que es fácil desempeñar tales tareas. Además los empresarios hoteleros verán una gran opotunidad de contratar mano de obra barata.

Empresarios de la construcción que darán un giro a su actividad y enfocando gran parte de ella al negocio hotelero. Y este es el segundo error, porque dichos empresarios que han generado patrimonio con un negocio próspero se meterán en camisas de once varas, sin conocimiento y, menoscabando, a la larga, la calidad del servicio al cliente, porque su orientación del negocio estará enfocada únicamente al beneficio económico y al trabajo a destajo. Una forma de empresa que siempre les ha ido bien; ese será su lema.

Éstas, por supuesto, son hipótesis que, si bien podrían ser realidades, las planteo como pregunta más que como afirmación.

Pero si cambiamos la oración por pasiva, podemos pensar que es posible que ocurra algo diferente. Ultimamente se está poniendo a la venta una considerable cantidad de hoteles, lo que me hace pensar que el paso de la empresa constructora a empresa hotelera no es tan fácil. Si vemos un futuro hotel desde la óptica de un banco, es decir como un activo inmobiliario, difícilmente conseguiremos financiación para adquirir un hotel o para construirlo, ya que el valor del edificio tiende a descender, por lo que el propio edificio deja de ser garantía suficiene para el pago del crédito. Y creo que la venta de hoteles seguirá aumentando. Por ello el empresario constructor que se lance a esta aventura, podría fracasar estrepitosamente.

En definitiva, la crisis afectará al sector, directamente como al resto de sectores, e indirectamente por la crisis inmobiliara. Y no se si positiva o negativamente.

¿Creeis que alguna de estas dos posibles situaciones se dará?. ¿Cuál?.
¿Se os ocurre alguna otra situación de rebote, dentro del periodo de crisis económica, que pueda afecar al sector hotelero?
Son cosas que me rondan por la cabeza y me preocupan, y ahí las dejo en forma de pensamiento en voz alta para ver si alguien me aclara un poco las ideas.

Hasta la próxima,

Rafael

comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies