He pensado este año desmenuzar un poco lo vivido en el Foro Hosteltur en varios post, siendo éste el primero, y en el que voy a dar a modo de resumen la impresión general.

Creo que el título del post ya indica la línea que siguieron unos ponentes u otros. Más que “mesa cuadrada” hubiera encajado mejor “mesa cuadriculada”, porque es un tanto penoso ver la tremenda brecha que se abre entre la gestión de destinos y la gestión de empresas turísticas. Ambos siguen caminos diferentes, cuando sus estrategias deberían estar estrechamente alineadas y unidas para poder vencer.

En la primera mesa – la cuadrada – nos encontramos con los exponentes de la gestión de los destinos turísticos más demandados, a saber, Cataluña, Baleares, Canarias (Tenerife), Valencia y Madrid… ¿Madrid?. La silla estaba vacía, pues su representante, Almudena Maillo, no había podido acudir por motivos personales y, claro, no existía nadie que pudiera haberla sustituido…

Comenzando por la izquierda  escuchamos a Ignacio de Delás, en representación de Cataluña, que nos regaló un discurso ministerial repleto de registros y datos al más puro estilo político, pero sin ir más allá de continuar haciendo las cosas como hasta ahora, sin mucho ánimo de hacer cambios o innovar.

Sin palabras nos dejó Vicente Torres Guasch, de Baleares, el cual, a pesar de revelarnos unos datos un tanto desesperanzadores respecto al descenso del turismo en las islas, no ofreció ningún atisbo de cambio y continuó alabando las campañas de publicidad tipo “Rafa Nadal”, definiéndolas como de éxito….¿¿¿???. ¿Sabrá quién es Marta BonetPeeper Santblai ?.

Un poco más abierto a la innovación y a las tendencias que van imponiéndose poco a poco, habló Alberto Bernabé , de Tenerife, con algunas ideas algo menos trasnochadas. Me dio la sensación de que pecaba de prudencia; de que no quiso crear debate con sus anclados compañeros de mesa, dejándose en el tintero cosas que le habrían subido algún peldaño en la aprobación del público.

Parece que en esta ocasión, el Mago Merlín se había confundido de mesa, reencarnándose en Josep Ivars, de Valencia,  y se sentó en la cuadrada cunando debía haber estado en la redonda. Pero claro, las mesas eran, una sobre gestión de destinos, y la otra sobre gestión de empresas, y no trataban sobre cómo gestionar bien y cómo gestionar mal. Intuyo que Ivars llegó a pasar cierto apuro incluso, cuando vio que estaba fuera de contexto, que iba ya unos cuantos pasos por delante.

La segunda mesa, la redonda, fue otro cantar. En ella estuvo representada la empresa privada con Jaime Buxó, Director General Comercial y Marketing de Barceló Hoteles; Fernando García Rascón, Director General de Halcón Viajes; Manuel López Aguilar, director Comercial y de Clientes de Iberia; Carlota Mateos, Socia Fundadora de Rusticae; Jordi Schoenenberger, socio de Deloitte.

Sobre esta segunda mesa, sólo comentar que parecían de otro mundo si los comparábamos con los ponentes de la mesa anterior, aunque también un tanto prudentes en temas de innovación y nuevas tecnologías, como si tuvieran restos de la herida mortal que causó en la Mesa Redonda Original la ansiada búsqueda del Santo Grial.De todas formas, hablaré de esta segunda mesa en un próximo post dedicado a ella.

Lo que si quiero dejar patente es la curiosa actitud conformista y “perezosa” de aquellos que – sin dejar de trabajar duro – no se lanzan a  explorar nuevas formas de difusión y gestión, apoyados, pienso, en la seguridad que su puesto de trabajo les ofrece, frente a esa otra actitud proactiva y dispuesta a innovar que tienen los que han de luchar por lo suyo, o mueren.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies