“Lurker (acechador en inglés) es el nombre dado a los participantes de comunidades virtuales que tiene una actividad solamente receptiva, sin contribuir activamente aportando ficheros, escribiendo en grupos de discusión, etc.” (Wikipedia)

En los últimos días estoy dándole vueltas al asunto de la participación de las personas en general en la Web, la cual, en los tiempos que vivimos vive, precisamente, de la generación de cotenidos y el debate. Sin embargo, parece que se cumple la regla del 9/1, es decir, que el 90 por ciento del contenido está generado por el 10 por ciento de los usuarios. Yo mismo, concretamente, en mi blog tengo actualmente una media de 230-240 suscriptores, pero los comentarios no se corresponden – ni por asomo – con estas cifras. El hecho de tener ese número de suscriptores (y en crecimiento) me da motivos suficientes como para estar satisfecho, pero qué apetecible sería que todos comentaran. ¡Se armarían aquí unas fiestas que ni te cuento!.

En estas estaba cuando me encuentro un post de David Sánchez Bote en el que habla de Los Lurkers y sus razones, en el que nos cuenta un un pequeño estudio de campo para analizar las causas que motivan tal comportamiento. Si queréis profundizar un poco podéis comenzar leyendo el post de Sánchez Bote. Yo, para exponerlo aquí, me quedo con la batería de razones que ha planteado y esperando un feedback con el que, al menos, duplicar la lista (¡qué iluso!). Ahí va la lista:

1. El verdadero valor del blog está en la lectura.
2. Prefiero mantenerme en al anonimato.
3. Lo que yo podría haber aportado ya lo han compartido otros.
4. Sinceramente, desde el primer momento no tenía intención de participar.
5. Participar supone comprometerse en una posición.
6. No tengo nada de valor que compartir.
7. No es un grupo adecuado para que yo pudiera participar.
8. No conozco suficiente al grupo, me falta confianza.
9. Ya hay demasiados contenidos en la Comunidad.
10. La calidad de los contenidos es baja, no meree la pena participar.
11. Simplemente, no hay obligación de participar.

12. Tengo “miedo” a las respuestas hostiles a mi contribución.

13. Participar es en balde porque no hay respuestas a las contribuciones.
14. Participar, aportando mis ideas, conocimiento, etc. no me aporta ningún valor.
15. No he tenido suficiente tiempo para participar.
16. La información es poder, no me interesa compartirla.
17. No quiero hacer perder el tiempo a nadie con mis aportaciones.
18. El intercambio de conocimiento es secundario, el día a día es más importante.
19. En la Comunidad no existe una cultura que anime el intercambio de conocimiento.
20. No vale la pena compartir mi conocimiento, luego no se hace nada con él.
21. Compartir conocimiento no tiene suficiente reconocimiento en la organización.
22. Hacer el seguimiento y participar en la Comunidad es difícil, me siento un poco perdido.
23. No está claramente definida cuál debe ser mi aportación.
24. El objetivo de la Comunidad no está suficientemente definido.
25. Las herramientas tecnológicas que tengo a mi disposición no son suficientes, están obsoletas.
¿Tenéis alguna razón más?.
¡Venga esos lurkers, que no se diga que no se les da coba!… 🙂
Nota: También he planteado la cuestión en la Comunidad Hosteltur, que seguro que saco más respuestas que aquí.
comments