Discuto con un cliente que quiere generar más tráfico hacia su web y da la casualidad que entre sus filas tiene a alguien muy versado en el SEO on page. La verdad es que es muy bueno en esto y, todo hay que decirlo, aprendo cosas nuevas y desconocidas para mi sobre el SEO. Lo malo es que quiere basar en esta técnica toda su estrategia de posicionamiento y tráfico hacia la web. Yo creo que no es la mejor estrategia.

Bajo mi punto de vista, hay tres columnas que sustentan el posicionamiento y el tráfico hacia la web:

  1. Técnicas SEO tradicionales, pero poniendo especial cuidado en el abuso de palabras clave y en los enlaces externos y textos ancla forzados.
  2. Contenido de calidad, más enfocado al usuario que al robot de Google.
  3. Conseguir marcas sociales (enlaces en redes sociales, compartes, RT’s, Me gusta, +1,…

Por supuesto, la primera debe seguir existiendo y se debe poner toda la carne en el asador para trabajarla de forma correcta, pero debemos prestar especial atención a las otras dos que, por otra parte, se complementan la una a la otra.

Hay dos aspectos que veo fundamentales y que argumentan lo que he dicho anteriormente:

  • Bounce Rate: Si las publicaciones tienen una tasa de abandono elevada, Google las penaliza, porque entiende que el contenido no es interesante para el usuario. Si dedicamos nuestros esfuerzos a escribir para los robots de Google, es muy probable que la calidad del contenido para el usuario baje y aumente la tasa de rebote.
  • Compartir en Redes Sociales: Desde hace un tiempo Google ha aumentado el valor de esta variable debido a que un alto porcentaje de usuarios consume y comparte información y contenido en redes sociales. Por lo tanto ya ha empezado a tener muy en cuenta las veces que se comparte un contenido en Facebook, Twitter y Google Plus, por lo que es muy importante tener controlado y hacer aumentar los clics en los botones sociales de cada post. Por descontado que, si el contenido no tiene la calidad suficiente de cara al usuario, difícilmente será compartido.  

Naturalmente, esta teoría no me la he sacado de la manga. La he basado en lo que he podido comprender sobre las pistas que arrojan las actualizaciones más recientes de Gogle: Panda, que se ocupa del contenido y Penguin, cuya razón de existir es la de erradicar el spam y malas prácticas de posicionamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies