Voy a intentar hacer un ejercicio y, a ver si entre todos los que leéis esto, podemos configurar una especie de manual SEO para principiantes.

Esto viene a cuento por el vídeo de mi anterior post en el que Matt Cutts, (Ingeniero de Google), nos dice cosas como que SEO es muy sencillo y SEO no es Spam. Si tengo que estar de acuerdo, realmente lo estoy al 100% con la segunda afirmación (no es spam). La primera (es sencillo), si bien supongo que tiene gran parte de cierta, tampoco me atrevería a asegurarlo de esa forma.

Quizá debería haber introducido el artículo mencionado (el del video) como segundo capítulo de este ejercicio, pero como se me ha ocurrido después, lo dejaremos así.

Yo, particularmente, tengo aún bastante poca idea de cómo optimizar los motores de búsquedas, que es lo que significan las siglas en cuestión, pero si he ido aprendiendo algo en los últimos meses. Esta primera entrega consistirá en una simple descripción de para qué vamos a plantearnos el SEO. ¿Qué es lo que queremos conseguir con ello?.

Ya se que muchos de los que me leen lo tienen bien sabido, pero hay otros muchos que no lo saben (me lean o no). De los primeros me gustaría obtener una colaboración y de los segundos una aportación en forma de dudas, para que entre todos las resolvamos. Y si esta conversación no ocurre aquí mismo, tampoco pasa nada. Sirva, al menos, para que cada cual se lleve la idea a donde cada uno considere oportuno. Vamos a por la introducción:

Supongamos que tienes un hotel muy bonito (o trabajas en él), con unos servicios excelentes y sabes que los clientes saldrán de allí con un buen sabor de boca por la experiencia vivida. Tienes dos grandes opciones:

– Abrir la puerta y sentarte a esperar a que empiecen a llegar clientes.

– Emprender acciones comerciales y de marketing para captar clientes. Y luego mantenerlos en el tiempo.

Está claro que todos optamos por la segunda opción y desarrollamos campañas de marketing, visitas a agencias y empresas, contratos, tarifas negociadas, rappel, promociones, ofertas,… En fin, ejercemos una acción comercial que suele dar resultados. Perfecto.

Ahora supongamos que damos un paso más y creamos una página Web del hotel. La página es muy bonita, con fotos muy llamativas. Incluso, somos capaces de dotarla de dinamismo y usabilidad, con un magnífico motor de reservas. Sabemos que el cliente se quedará con un buen sabor de boca cuando visite nuestra página. Tienes, igual que antes, dos grandes opciones:

– Publicar la página, ponerla en circulación, activarla o como queráis llamarlo, y esperar a que los clientes nos visiten.

– Emprender acciones comerciales y de marketing para captar clientes. Y luego mantenerlos en el tiempo.

Si en el paso anterior estaba claro que todos optamos por la segunda opción, en este caso ocurre algo, cuando menos, contradictorio: Un porcentaje muy alto de hoteles opta por la primera opción. ¿Por qué?, porque no saben qué hacer con lo que acaban de crear y piensan que va a funcionar por ciencia infusa.

Pues ese es el primer gran error. Y luego, claro, no entra ni una reserva directamente por la Web, salvo en casos de suerte extrema, o de clientes que buscan expresamente nuestro hotel (y aún en este caso, no lo encuentran en la primera posición del buscador).

Así que, no. No hay que quedarse en la primera opción, sino que, al igual que en la comercialización off-line, también debemos hacer una comercialización y promoción on-line. Para ello, el primer paso es hacer SEO (siglas en inglés de posicionamiento en los motores de búsqueda). Y consiste, ni más ni menos que en ejercer acciones con el fin de lograr aparecer en las primeras posiciones de los buscadores, no sólo cuando buscan nuestro hotel por su nombre, sino también cuando la búsqueda se compone de palabras o frases mucho más generales, tipo hoteles en Madrid, hoteles en Barcelona, centro de congresos, congresos, y cientos de ejemplos más.

En cualquier caso, os dejo algunas definiciones que hay en la Web

Hasta aquí esta introducción. Sobre las técnicas, iremos concretando y aportando capítulo a capítulo, en pequeñas dosis para no aburrir al personal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies