50 días sin publicar… por varias razones

50 días sin publicar… por varias razones

Hoy hace 50 días que no publicaba nada en este blog. No es por falta de ganas, pero hay un par de razones principales que me han frenado y no he podido evitarlo. No he podido evitarlo – por suerte – en cuanto al primer motivo. Me explico:

Desde finales del pasado año me he embarcado en un proyecto personal, gracias al cual he podido crear mi propia empresa. Se llama (no podía ser de otra forma) Imagen Social, aunque, aplicándome el dicho «en casa del herrero…» me temo que la página web de Imagen Social no está aún todo lo visible que me gustaría. Durante los últimos 5 años me he dedicado en cuerpo y alma a lo que se
llama 2.0, a desentrañar los misterios de las redes sociales y todo lo demás que compone el misterioso concepto de Marketing
Online. Aún queda mucho que recorrer y muchos años durante los que
seguir aprendiendo, aunque no me equivoco si digo que he conseguido avanzar
mucho y situarme en una posición en la que puedo defenderme, hablar con
cierta propiedad de algunos temas y, lo más importante, haber logrado
contar con abundante práctica dentro de este entorno.

En resumen, me he embarcado de lleno en todo esto y no me dan las horas para poder hacer todo lo que quisiera, como por ejemplo, seguir escribiendo este blog. Y me pesa, no creáis que no.

Lo anterior me lleva a la siguiente reflexión, al siguiente motivo que me frena: estoy muy cansado de leer siempre las mismas cosas sobre lo mismo con las mismas listas de «10 ideas que…» o «7formas de…», o… ¡Es muy cansino! Creo que para escribir cosas interesantes hay que ir más allá de la típica frase: «En Facebook tienes que escuchar a tu audiencia» o «antes de lanzarte a las redes sociales debes tener una estrategia y fijarte unos objetivos», o un montón más de frases hechas ya en esto del Social Media y que todos dicen, pero no muchos saben qué significan. ¿Qué es escuchar a tu audiencia? o, incluso más ¿qué es «tu audiencia»?¿Qué son objetivos? ¿Cuáles son los modelos de estrategia? Os aseguro que muchos de los que escriben estas cosas, no saben lo que están diciendo. Tenemos que ir a lo concreto y a dar ejemplos prácticos, con consejos claros y no tan imprecisos y sólo útiles para rellenar posts sin ton ni son, pero que no aportan nada a los que los leemos.

Así que en esas estoy. Quizá sea algo radical lo que digo, pero me canso, de verdad. Por otro lado, creo que voy vislumbrando por dónde quiero ir en este blog. Ya tengo varias ideas, pero debo perfilarlas bien y adecuarlas, precisamente, a evitar todo esto de lo que me quejo.

Y no he dicho nada de la plaga de infografías, que no hay quien se trague en muchas ocasiones a no ser por los diseños, porque el contenido…En fin, espero venir algo más optimista para el siguiente post.

¿Cuál es el contenido más adecuado para un blog?

Esta pregunta me viene rondando la cabeza desde hace unos días. En cuanto a la respuesta, pues depende, fundamentalmente de dos cosas. Vamos a partir de una clasificación muy simple y general de los blogs:

  • Blogs personales no profesionales
  • Blogs personales profesionales
  • Blogs corporativos

La diferencia entre el primero y el segundo es básicamente que el primero lo edita alguien que quiere dejar en su blog sus alegrías, penas, sentimientos,… y quiere compartirlos, básicamente, con sus allegados. Este blog está dirigido de forma consciente a un público muy concreto que pertenece al entorno directo de quien lo escribe y a toda la audiencia en general de forma inconsciente. El segundo aborda cuestiones específicas de cualquier rama profesional, pero está dedicado a cultivar todo lo que sobre esa rama se diga, nazca o evolucione. Se escribe sobre eso y para un público al que le interesa eso.

Una vez concretado os comento cuál es mi idea sobre cómo debe ser el contenido de un blog.

En blogs personales y no profesionales no suele haber un tema definido y la variedad puede ser infinita. Este blog busca más el monólogo que la conversación y va dirigido a todo tipo de audiencia que quiera leerlo. En esta clase de blogs cabe todo el contenido imaginable, pues se trata de una bitácora sin un rumbo definido y sin unos objetivos concretos. El contenido fluye por la imaginación del que lo escribe y tal cual fluye, lo plasma. No es tan importante la calidad, pues tampoco es deseo del propietario del blog el llegar a mucha audiencia.

En blogs personales profesionales el tema del blog suele girar entorno a pocos focos de desarrollo y está dirigido a profesionales de ese sector o de esa rama de actividad (marketing, tecnología, seguros, distribución,…). Es por esto que el contenido debe ser de noticias, novedades, opiniones, pero de una forma definida dentro del tema que se trata, con la ventaja de que puedes dar por hechos ciertos conceptos básicos, puesto que quien lo va a leer es igual o más profesional que tú y está igual de enterado. Además desea expresamente encontrar en Internet todo lo relacionado con esa disciplina. Eso si, busca contenido que le aporte algo. Así podemos tener claro que un blog personal profesional debe mimar de forma extrema la calidad de su contenido mucho más que en un blog del tipo mencionado anteriormente. Es natural que quien escribe un blog de este tipo busque llegar a ser algún día una referencia sobre el tema que trata.

Por último, debemos pararnos a pensar cómo debe ser el contenido de un blog corporativo. Un blog corporativo no puede ser similar a un blog personal no profesional, ni tampoco puede ser similar a un blog personal profesional. Esta diferencia de conceptos tiene que ver exáctamente al público al que va dirigido. Recordamos que el blog personal es, en primera instancia, para allegados y, después, para todo el mundo que quiera leerlo. El blog profesional está dirigido a profesionales de la misma disciplina, generalmente colegas de profesión. El blog corporativo está dirigido a los clientes actuales y potenciales de la empresa que lo escribe.

Aunque nos cueste creerlo a veces, tan sólo un porcentaje – no muy grande – de clientes buscan en Internet. Lo que ocurre es que un porcentaje son muchas centenas de miles de personas, pero además, de toda esa ingente cantidad de personas, relamente un porcentaje pequeñísimo entiende de tu negocio, un porcentaje pequeñísimo entiende de seguros, de coches, de hoteles,… por eso, el contenido debe estar enfocado a ayudar a esos lectores a que comprendan cómo funciona su sector; a resolver las posibles dudas que puedan tener. Todos los que trabajamos en el sector hotelero sabemos lo que es un check in, cómo se gestiona un overbooking, o sabemos en qué consiste un upgrade, pero si tienes un blog corporativo… ¿Crees que puedes usar estos términos? ¿Crees que tus clientes van a comprenderlos?. Lo mismo ocurre en otros sectores.

En un blog corporativo lo primero que tienes que hacer es explicar todo esto – por muy simple que te parezca a ti – para que tus clientes lo comprendan y les genere confianza al poder, por fin, comprender qué es todo eso que le cuentan cuando hace una reserva en un hotel, cuando contrata un seguro, o formaliza una hipoteca, entre muchos otros casos en diferentes sectores.

¿Qué os parece?

El contenido es el rey, pero relativamente.

Este post es una idea que me viene rondando la cabeza últimamente y de la cual podría haber hecho símplemente un Tweet (un mini post en Twitter, para los que no sepan lo que es), pero me hubiera quedado un poco corto.

El caso es que siempre se dice como verdad absoluta que el contenido es el rey, y es la única forma de conseguir suscriptores a tu blog, seguidores en Twitter o fans en Facebook, pero creo que, sin dejar de ser cierto, tampoco me parece que sea una condición sine qua non cuando un blog, cuenta de Twitter o perfil de Facebook ya están asentados.

Si es muy necesario generar un contenido con un nivel alto de calidad al principio de la andadura por las Redes Sociales, mas he comprobado en varios casos que, una vez asentado ese blog, o cuenta de Twitter, o perfil de Facebook, cimentados en contenidos iniciales de calidad, no precisan concentrarse en seguir manteniendo tal nivel.

En el momento en el que ya gozan de popularidad, los followers o suscriptores aumentan en función de la frecuencia de actualización y no del nivel de calidad del contenido aportado.

Yo he comprobado esto último en varios casos (que no se tercia nombrar) a los que he hecho un seguimiento para llegar a esta conclusión. Claro esta afirmación está basada en mi simple opinión subjetiva y, es muy posible que esté equivocado, pero sigo con la mosca detrás de la oreja. Y por si alguno se da por aludido, que sepáis que no me refiero a ninguno de los que leo o sigo habitualmente. 🙂

Por mi parte, intentaré no ya no disminuir, sino ir aumentando el nivel de calidad de mi contenido. Y si no es así, os ruego a los que me leéis que me lo hagáis saber cuanto antes de forma pública y directa.

Mi presentación sobre marketing online. ¿Ejemplo de colaboración?

El próximo sábado día 31 participo en un seminario organizado por una consultoría portuguesa. Hablaré durante 1 hora y media en base a la presentación que os muestro a continuación.Normalmente escribimos posts para aportar nuestra opinión sobre temas muy diversos y, si se tercia, generar debate. Pero en este caso, he buscado algo más y he pedido colaboración en la Comunidad Hosteltur. Y los resultados me han sorprendido gratamente.
He obtenido muchos comentarios con muy buenas ideas que, por supuesto, voy a tener en cuenta el sábado en el seminario.
Y aquí, en mi blog, os digo lo mismo que en la Comunidad Hosteltur:
Os pido opinión y colaboración, para que la propia presentación sirva como ejemplo de algo colaborativo. ¿Alguien que aporte? En esta presentación voy a tratar de recorrer todos los conceptos que yo creo fundamentales para poder hacer marketing online con la idea de crear un círculo que pueda cerarse. Tras la presentación, os hago un breve resumen de lo que voy a decir al respecto. (Entre paréntesis, el número de diapositiva al que me refiero).

Comenzaré por la evolución de la Web (diapositiva 2), resaltando a continuación, los problemas con los que nos encontramos ante tanta sobreinformación (diapositiva 3). Seguidamente, mencionaré la figura del Adprosumer (diapositiva 4), para dejar clara cuál es la tendencia del cliente que está llegando ya, explicando con ejemplos dónde consulta y dónde genera el contenido; dónde habla de nosotros y dónde busca información sobre nosotros (diapositiva 5). Todo esto me llevará, irremediablemente, a ofrecer una solución para poder estructurar tanta información, poniendo como base y punto de partida el RSS (diapositiva 6). ¿Qué hacemos con el RSS?, pues integrar toda la información en un sólo sitio. Y como ejemplo, los dos más atractivos a mi entender: Google Reader y Netvibes (diapositiva 7). Así cerraré la parte en la que conseguimos ordenar nustras búsquedas. A partir de ahí, pasaré al otro lado: Ya sabemos buscar y estructurar, y ahora queremos que otros nos encuentren (diapositiva 8). Hay que hacer algo para no estar perdidos por ahí (diapositiva 9).Esto lo haremos participando y gestionando nuestra reputación online con aciones en blogs y redes sociales y videomarketing, así como aciones más conocidas como el email marketing y el envío de Newsletters. (diapositiva 10)Y hacia la última media hora, entrará en juego el tema del SEO, y cómo atraer a los robots de Google por un lado, y a los usuarios (personas) por otro (diapositiva 11), hablando de lo que es el posicionamiento natural (diapositiva 12), y el posicionamiento de pago (diapositivas 13 y 14), para terminar indicando que es necesario analizar si todo lo que hacemos ha sido efectivo y en qué medida podemos obtener datos concretos y fiables del retorno de nuestras inversiones (diapositiva 15). Y para ello tendré que hacer un repaso general a herramientas de analítica Web tales como Google Analytics y Yahoo Web Analytics (diapositiva 16).¿Qué os parece?.Nota: Muchas gracias a Jimmy, porque le he birlado las diapos 2 y 4 de una presentación suya. Gracias también a Bernat, por la idea de la diapositiva 7, tomada de un post suyo sobre interconexión de redes sociales. Y gracias a todos por haber leído este «ladrillo»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies