Cursos de Community Manager: Un pensamiento breve y simple.

Antes de hacer un curso de Community Manager y pensar en dedicarte a ello, plantéate si estás dispuesto/a a estar disponible casi las 24h. Si no, olvídate y mejor dedícate a otra cosa, que la teoría es muy bonita, pero muy hipócrita también.
Ahí lo dejo…
Os dije que era breve, pero es una condición necesaria, aunque no suficiente.

Otros artículos del blog:

¿Qué libro fue el primero que leíste?

...

No copies y pegues nada en Facebook

...

Lo que suponía hacer un libro…

Momo fue la mejor community manager

Momo fue la mejor community manager

A veces da miedo pensar en que todos los conceptos están ya inventados y que lo único que cambia son los entornos, los nombres de esos conceptos y, claro,  la tecnología, para manejarlos. Cuando Michael Ende publicó su novela juvenil, Momo, allá por 1973 no sabía – era imposible – que estaba tratando el tema de las redes sociales y estaba describiendo lo que 40 años después se iba a convertir en la principal característica del community manager, así como también describiría lo que se iba a convertir en uno de los principales problemas de los que trabajamos en el mundo de las redes sociales. Para entenderme, lo mejor es que echéis un ojo a lo que hay escrito sobre Momo, de Michael Ende en la Wikipedia.

Aún así, os resumo:

Momo es una niña cuya virtud principal es ¡saber escuchar a los demás! y gracias a eso va adquiriendo una habilidad especial para comprender los problemas y las necesidades de los otros hasta el punto de ser capaz de dar con la solución. ¡Cuántos community managers querrían! ¿eh? Lo que ocurre es que, como siempre, aparecen los problemas en forma de hombres grises que no son más que ladrones de tiempo ¿os suena? Además tiene la ayuda de Gigi – un cuentacuentos – y de Beppo – un barrendero pausado y extremadamente paciente -. Entre los tres logran tener una gran comunidad a su alrededor, en la que se escucha a todos y se responde de forma útil, esperando con paciencia a que llegue el mejor momento para actuar y ser certero en lo que se cuenta. Mientras tanto, el cuentacuentos llena los espacios vacíos con historias que logran mantener la atención durante el tiempo necesario.

¿Cómo lo veis?

Si trasladamos estos personajes al entorno online en general y de las redes sociales en particular creo que tenemos los ingredientes necesarios para una gestión óptima del social media.

Si alguno no tenía claro lo que debe ser un community manager, leed Momo, de Michael Ende, un verdadero manual repleto de metáforas perfectamente aplicables al Social Media, pero publicado en 1973.

Community Manager: ¡Ver qué hace la competencia es la parte menos importante de tu trabajo!

Hay que reinventarse, ser original, ir un paso por delante del resto, desarrollar la creatividad…INNOVAR… bonita palabra que va camino de convertirse en snobismo. Si, snobismo.

A base de hablar y hablar, lanzar teorías, intentar ser más papista que el Papa, siempre acabamos por prostituir los términos, los conceptos. La sensación inicial de hiper-motivación que generaba escuchar ciertas palabras se va apagando tras verse enterrada en miles de teorías a lo largo del tiempo. Innovar, emprendedor, gurú, experto … y muchas más.

Pero vamos a lo que vamos, que me lío. Creo que quedan claras ya las funciones del Community Manager. Volvemos a hacernos un lío con uno de los aspectos que se mencionan entre los puntos clave. Me refiero a eso de  observar a tu competencia. En este punto hay que tener mucho cuidado porque si no estaremos perdiendo un tiempo precioso; estaremos gastando tiempo y energía en algo de lo que no vamos a sacar ningún provecho. Mi visión, experiencia personal y estudio constante (a veces inútil, es verdad) me dice que:

NO hay que estar pendiente de la competencia para ver lo que hace en Redes Sociales.
NO debemos perder el tiempo en ver cómo otras marcas nos ganan por la mano porque han tenido un golpe de inspiración o un acierto creativo.

Porque si hacemos esto nos abocamos directamente a la imitación. Y si imitamos, no somos originales, lo que provocará que los resultados de nuestro esfuerzo, pierdan fuerza – mucha fuerza –  por repetitivos y no originales.

Olvídate de lo que hacen los demás y céntrate en hacer algo único, algo que realmente merezca la pena, y sea realmente tuyo. Fruto de tu talento.

SI debes fijarte en la competencia en cuanto a producto, tendencias de mercado.
SI debes estudiar lo que los clientes dicen de tu competencia, para no caer en los mismos errores y continuar con los aciertos.

Aunque esto último no está claro si forma parte o no de tus competencias, aunque si una de tus funciones es sugerir y proponer nuevas formas de actuación, entonces si. Aún hay muchas cosas sobre qué es y qué no es un Community Manager, que no están claras.

Lo que quiero decir, en definitiva es que el trabajo del Community Manager es muy extenso, muy cansado (sicológicamente), y los que nos dedicamos a estos menesteres debemos intentar separar el trigo de la paja, porque si no, acabaremos vencidos y sin resultados. Y, sobre todo, paciencia. Mucha paciencia.

Interesantes datos para ahorrar tiempo en Social Media Marketing

Interesantes datos para ahorrar tiempo en Social Media Marketing

Gracias a una suscripción a «La publiteca» he dado con un estudio que analiza la concurrencia de ususarios entre las diferentes Redes Sociales, de la que os hago un pequeño resumen:

Analiza los ususarios de Messenger, Youtube, FAcebook, Tuenti y Twitter.
El análisis arroja curiosas situaciones como que tiene perfil en Twitter menos del 10% de los ususarios de cada una de las otras cuatro, mientras que entre el 70 y el 80% de los usuarios de Twitter tiene presencia en otras redes.

Así, el estudio va ofreciendo interesantes porcentajes de concurrencia, comparando las diferentes redes una a una, dos a dos o tres a tres, hasta llegar a ofrecer un gráfico en el que, tal y como reza el estudio se sacan conclusiones como que:

…el total de usuarios que se alcanzan con Messenger, Facebook y Youtube es de 17 millones, el 98 % deaudiencia del total de las cinco redes sociales analizadas. Esto es, contemplar en nuestra planificación las otras dos redes apenas nos puede hacer ganar un 2% de potencial audiencia…

En definitiva, la pregunta que debemos hacernos es si merece la pena el esfuerzo de estar pendiente de las Redes Sociales más importantes, una por una, cuando queda casi demostrado que podríamos alcanzar prácticamente la misma audiencia centrando todos nuestros esfuerzos en una o dos de ellas. Sólo habría que decidir cuál / cuáles se adaptan mejor a nuestras circustancias de target, producto, etc.

En fin, os dejo con el estudio para que saquéis vuestras propias conclusiones:

Redes Sociales: análisis de la concurrencia de usuarios entre redes

(La imagen la he cogido del blog «Autopista de la información»)

El Community Manager cobra menos de lo que debería.

  • El candidato ideal aporta 4/5 años de experiencia en la gestión de proyectos de innovación (start-ups online o estrategias digitales de una empresa) y en la gestión de comunidades y redes sociales
  • Tiene que ser experto en herramientas de marketing online para captar y fidelizar clientes
  • Tiene visión de negocio, es creativo y le gusta proponer iniciativas inovadoras, siendo capaz de defenderlas a un nivel directivo
  • Capacidad de liderazgo, autonomía y espíritu de colaboración son competencias imprescindibles para llevar a cabo este proyecto
  • Tiene que hablar inglés 

Esto está copiado de una oferta real de empleo como Community Manager

Hay ya miles de entradas de blog y de resultados de búsqueda en todos los idiomas, en las que se define lo que es el Community Manager. No obstante no es habitual ver a nadie mojarse a la hora de decir la cifra que debe cobrar quien acceda a ese puesto en una empresa. Sin embargo se va viendo por dónde van los tiros al contemplar los enunciados de las ofertas en los que se llega a solicitar un becario o un empleado en prácticas para realizar las funciones del Community Manager. En definitiva, otro puesto más para engrosar las filas del mileurismo, o – para privilegiados con suerte – llegar a los 1.500 € netos al mes, lo que supone (a ojo) un sueldo anual de 24.000 € – 25.000 €. Pero esto es lo más que puede aspirarse a ganar como Community Manager hoy en día.

A mi me parece que no debería funcionar así. Ahora resulta que es una profesión de nueva creación y un puesto cuya oferta está creciendo de forma exponencial en los últimos meses, y para el que, además, escasean los candidatos realmente válidos. En estas circunstancias, no se buscan Community Managers, sino personas que nos saquen las castañas del fuego de una forma más o menos aceptable. Claro, esto aprovechando el hecho de que quien va a ser el beneficiario directo de sus servicios no tiene ni idea de en qué consiste el trabajo en cuestión y traga por donde le digan.


Así que, si nos ponemos serios, y hacemos las cosas como es debido, tendríamos que valorar a una persona que cumpliera con unas características muy concretas, incluyendo amplia experiencia y dominio de la expresión oral, además de unas cuantas cualidades innatas. Haciendo un pequeño resumen de todas las definiciones de Community Manager que circulan por la red, parece ser que el perfil adecuado sería el de una persona que cumpla los siguientes requisitos:

  • Conocer a fondo la empresa, su filosofía, su objeto de negocio y sus objetivos a corto y largo plazo.
  • Lo mismo de la competencia.
  • Tener facilidad de palabra y dominar el arte de plasmarla de forma escrita.
  • Gozar de un alto nivel de empatía.
  • Dotes de comunicación para saber ser la imagen online de la empresa.
  • Estar alerta, no sólo 8 horas diarias, sino todas las horas durante las que permanezca despierto/a.
  • Conocimiento profundo del Social Media, siendo muy valorable el contar con una imagen personal consolidada en Redes Sociales mayoritarias.
  • Estudio continuo de las novedades que van surgiendo a diario en asuntos de control y comunicación online.
  • Ser creativo/a.
  • Poseer conocimientos técnicos de SEO y Análisis Web (estamos en Internet…)

Creo que con estos requisitos – espero que indiscutibles – no es de recibo poner esa responsabilidad en manos del primero que pase, con tal de ahorrarse unos miles de euros. Y ahora me mojo y empujo a todos aquellos que cumplan con estos requisitos con un rigor demostrable que, para empezar a hablar, deberían exigir un mínimo de 40.000 € anuales (y subirlo, dependiendo de la empresa, su presencia online, su reputación, etc…). ¿Por qué 40.000?, pues por partir de una cifra acorde al perfil exigido que esté claramente por encima de lo que ofrece ahora el mercado laboral para ese precio, buscando que el puesto se valore como es debido en términos económicos. Debemos recordar que hay una oferta abundante y bastante escasez de aspirantes con el perfil adecuado. Claro, hablamos de unos requisitos necesarios para hacer un trabajo a la altura de lo que se espera. Si la exigencia de resultados es tan exigua como el sueldo que se ofrece, entonces hablamos de otra cosa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies