Nace la plataforma «Ministerio de Turismo, ya»

Nace la plataforma «Ministerio de Turismo, ya»

Parece que ha llegado el momento en el que los profesionales de este sector tan infravalorado por nuestros políticos reivindiquemos algo que será beneficioso, no sólo para los que trabajamos en él, sino para todo un país en el que el sector turístico juega un papel fundamental en su desarrollo económico y social, así como en su imagen de cara al exterior.

Ese momento ha llegado de la mano de Hosteltur, que lanza una campaña de 4 meses de duración, en la que se va a pedir por los cuatro puntos cardinales la creación de un Ministerio de Turismo.

En tan sólo un día ya se han realizado multitud de acciones. Os cuento:

Estas son las herramientas principales de difusión, pero ya se han puesto las máquinas a funcionar y han salido una batería de artículos entre los que quiero destacar los siguientes:

El eco que está generando augura que, si no se consigue el objetivo, muy cerca nos quedaremos y servirá de caldo de cultivo para próximas campañas. Pero de todas formas estoy seguro que el objetivo se logrará y, finalmente, tendremos el Ministerio de Turismo que españa se merece.

Y, por ai queda alguna duda de lo que este nuevo movimiento social, aquí os dejo una clara explicación de la razón de ser de la plataforma Ministerio de Turismo, Ya:

La Plataforma MINISTERIO DE TURISMO YA reclama la creación de un Ministerio de Turismo capaz de liderar y coordinar las acciones políticas entre las diferentes administraciones y las de éstas con el sector, que transmita la decidida apuesta del país en favor del Turismo y que asuma como propios los retos de la mayor y más estable industria de España. Conscientes de la necesaria política de recortes en la Administración, no se plantea un nuevo ministerio con toda su estructura de costes, sino la reordenación de los existentes para dar relevancia efectiva a la principal industria del país, motor de muchas otras y de un gran porcentaje de la ocupación. Desde el inicio de la crisis en España, especialmente en el periodo más crudo, han sido muchas las miradas y las voces que han apuntado al sector turístico como la tabla de salvación económica, laboral y casi moral. Políticos, empresarios, trabajadores, parados…, todos han volcado sus esperanzas en una actividad a la que, sin embargo, no se le ha otorgado el rango que legítimamente le correspondería. Más bien todo lo contrario, ya que lo que hace cuatro años era una Secretaría de Estado de Turismo con acceso a las reuniones preparatorias del Consejo de Ministros es ahora una Secretaría General con mucha menos capacidad e influencia. Un Ministerio de Turismo no es una necesidad estética. Es estratégica. Una industria que el pasado año superó al resto de sectores exportadores como el alimentario, el químico o el automovilístico necesita un interlocutor único y con peso suficiente como para fortalecer e impulsar sus cualidades transversales, y coordinar no sólo las propias del Gobierno Central sino con las Comunidades Autónomas. Y todo ello más allá de la mayor influencia que tendría a la hora de intentar homogeneizar la enorme disparidad de regulaciones autonómicas que existen y que dificultan una mayor competitividad del destino España. Un destino que disfrutará este año de una buena temporada turística en términos de visitantes, pero que presenta unas carencias estructurales que convirtieran ese flujo en beneficios empresariales y de empleo de forma más sostenible.

¡¡Qué!!, ¿Apoyas o no apoyas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies