Cuando hordas en masa atacan en las Redes Sociales

Cuando hordas en masa atacan en las Redes Sociales

Está claro que en las Redes Sociales hay infinidad de oportunidades y una facilidad de comunicación que acorta bastante la distancia – no toda – entre empresas pequeñas, medianas y grandes a la hora de optar a opciones de marketing y audiencia. Sin ellas – las redes sociales – sería impensable. Muchas son las ventajas de utilizar las redes sociales, eso si, siempre de la mano de un profesional, pero de los de verdad, aunque algunos todavía no se han enterado. ¡Allá ellos!, no me preocupan, que ya me cansé hace tiempo de «evangelizar»

El sector hotelero, además, está en primera línea de toda esta explosión digital de marketing y comunicación, aunque, repito, haya muchos aún que todavía no se han enterado.

¡Qué bueno es este entorno! ¡qué bueno es el 2.0! Pues tampoco es tan bueno…

…Uno de los grandes problemas de la humanidad es el movimiento en masa por causas que algunos de los que más gritan no conocen. Pero se suman, porque la masa mueve y podría incluso llevar hasta lo más alto a los líderes que encabezan este tipo de movilizaciones. Esto también ha «mejorado» – con comillas – gracias a las redes sociales, porque ahora, cualquier persona puede sumarse a cualquier movilización y llegar a tener una difusión o sus 15 minutos de gloria por si mismo, sin necesidad de líderes que le lleven. Más grave es aún esta situación cuando se va de las manos y comienza a convertirse en un linchamiento 2.0. Si no que se lo digan al Hotel Don Pío y, más recientemente, al hotel CaboGata Plaza Suites de Almería, perteneciente al grupo ZTHotels. Ambos son un ejemplo perfecto de lo que estoy diciendo.

El primero, por las circunstancias que sean, tiene un problema con una mujer representante del colectivo de campesinas de Guatemala y el segundo, parece que prohibió la entrada a un grupo de personas con síndrome de Down, porque, según dicen todas las noticias, podían molestar al resto de clientes. El caso del Don Pío lo conozco de cerca, porque lo estudié detenidamente y puedo aseguraros que la situación fue muchísimo menos grave que lo que se ha publicado por todos los medios. Y me temo que el caso del hotel ZT CaboGata es similar, es decir, una equivocación (aún sin aclarar) de algún empleado del hotel, cuyos efectos se multiplican hasta límites desastrosos empujados por las hordas atacantes en las redes sociales que, en muchos casos, buscan un protagonismo en Twitter o Facebook ante noticias de las que sólo han oído campanas. En estos casos comprendo la desazón que se genera en los periodistas profesionales que se han pasado su vida laboral contrastando la veracidad de las noticias sobre las que escriben.

Vaya por delante que, si ambos sucesos hubieran sido tal y como nos los han presentado en diferentes medios y que estas hordas a las que me refiero han difundido, sin contrastar, para que, entre otras cosas, sus seguidores vean lo güay que son; si estos sucesos son tal y como los cuentan  – digo – yo sería el primero en renegar de estos dos hoteles y en denunciar unos hechos que no tendrían justificación alguna. Pero me temo que no va a ser el caso. No va a ser el caso, porque, como ocurre desde el principio de los tiempos, las masas se mueven por cosas que muchas veces ni comprenden, ni se han molestado en comprobar, que ni siquiera han dado la opción al linchado para que se justifique y, si lo ha hecho, no han querido escucharle. Lo que pasa es que mola mucho contar las cosas de manera catastrofista. Así lucen mucho más, caiga quien caiga. Para esto, las redes sociales son un lugar insustituible; el mejor lugar, con millones de personas que pueden leer lo que escribes.

Si, estoy un tanto indignado por ese linchamiento fácil, sin comprobar – insisto – y quizás resulte algo exagerado mi discurso. Pero, al final, esto existe y está ahí; las redes sociales están ahí, para lo bueno, que es mucho y también para lo malo que, aunque menos, también convive. Y lo que todos debemos meternos en la cabeza es que, al menos, tenemos la oportunidad de defendernos y de atajar cualquier problema que pueda surgirnos con agilidad y rapidez; sin demora; con un plan previamente establecido porque, no lo olvidemos, nos puede ocurrir a cualquiera, aunque todavía haya muchos que no se hayan enterado.

Una reacción a tiempo, planificada y estudiada de ante mano, será muy útil y beneficiosa, tanto para momentos malos como los del ejemplo, como para los buenos, los cuales, por suerte, superan ampliamente a los otros en número. Pero eso es algo que no tiene nada de sencillo y que conviene dejar en manos de profesionales. A estas alturas, aún hay muchos que todavía no se han enterado.

Imagen: Fusil de chispas.

V Foro Hosteltur. Crónica personal

El pasado jueves 18 de junio, se celebró la última de feria, el V Foro turístico de Hosteltur, celebrado en el Hotel Meliá Madrid Princesa que con el título “Economía y Turismo: Efectos de la crisis y perspectivas de futuro”.

Los toros, de la prestigiosa ganadería de Hosteltur, presentaban un aspecto arrollador. De nombre “Turismo” y “Crisis” respectivamente, eran, aquél berrendo y boquinegro, lo que contrastaba frente a éste – zaíno hasta los huesos – , que destacaba por sus hechuras, sobre todo por lo acapachado de su cornamenta.

Con el coso del Meliá Madrid Princesa a rebosar, comenzó la faena el diestro Escarrer, el cual, en la suerte del capote, tras unos pases templando con el engaño, se lanzó a una serie de chicuelinas que hicieron las delicias del respetable, incluida la blogería que ocupaba las butacas del temible tendido siete. Muestra de ello fueron cosas como:

“Nuestras fábricas son los espacios turísticos”

“El turismo es un bien supremo”

“En Europa, a veces somos el hazmerreír con la marca ESPAÑA”, como consecuencia de que “no promocionamos España como marca en el extranjero”

“Hay que reinventarse con nuevas políticas, como la reconversión industrial de zonas maduras y el liderazgo de la Administración”

“En turismo tardaremos más en salir de la crisis”

“Que el turismo vaya a ser el primer sector en salir de la crisis es una falacia”

En la suerte de matar, tuvo que echar mano de la puntilla tras un aviso, pues, al verse suelto con el toro, alargó la faena más de lo necesario, refiriéndose a los diferentes ministerios y las peticiones que había hecho a cada uno de ellos. Creo que no se dejó ninguno, pues nombró desde el de Asuntos Exteriores, hasta el de Defensa. Cosa que luego corroboraría Joan Mesquida en el cierre, como si ambos se hubiesen puesto de acuerdo

En definitiva, una serie de adornos que le otorgaron el beneplácito del presidente, el cual, tras una breve y tímida petición de un sector poco crítico, concedió la oreja. Oreja ésta que es de las que se dan un poco por la fama y por la popularidad del diestro, cuya faena fue más que presentable, aunque las expectativas fueran algo mayores.

A continuación el turno fue para Aurelio Martínez, el cual metió al toro en el canasto sobre todo por el pitón derecho mediante un repaso pormenorizado de la situación económica, en lo referente al endeudamiento, el ahorro y el crédito. Con un toreo de escuela, parecía que no le haría faena Aurelio Martínez, pero fuera del tercio le endosó dos tandas con la derecha de nota, sobre todo al explicar en un lenguaje llano y comprensible qué era aquello de equilibrar las tasas de inversión y de ahorro y esto otro de la aversión al riesgo que tienen ahora los bancos.

Como era de esperar, echó mano de un recurso marca de la casa (creo que necesaria) de la actuación del ICO en este campo, dejando en una alta posición a tal entidad. En la suerte final (con la oreja ya en el bolsillo) culminó la faena con una estocada, un tanto desprendida, ante las preguntas de la audiencia, las cuales intentó esquivar, pasando los trastos a los integrantes de la mesa redonda, que esperaban su turno para torear a unos toros más que resabiados, y, lo que es peor, sospechosos de pitones.

Algunos recordaron con nostalgia la corrida del año anterior con el un diestro Alfonso Castellano, que hizo las delicias del respetable. No pudimos esta vez, contar con su presencia.

Muy de destacar fue la presencia de personalidades del turismo y de la blogosfera turística en la fiesta, entre las que no podían faltar la plana mayor de Hosteltur (echando de menos a Esther), y lo más granado de la bloguería hostelturiana. Digno de mención el apoyo de Elvira, Vassy, Blanca y Annie, que cumplieron su papel con una gran maestría torera.

Yield Management, Web 2.0 y otros demonios

Yield Management, Web 2.0 y otros demonios

Observad detenidamente la imagen…. Ahora imaginad que el escorpión es vuestro hotel, o el hotel en el que trabajáis.

Existe la creencia de que los escorpiones rodeados por un anillo de fuego se matan clavándose su propio aguijón (Wikipedia). Pues sea creencia o no y si consideramos esa hipótesis como cierta, nos encontramos que los hoteles están comportándose de esta forma. Y todo esto está motivado por una interpretación equivocada, bien por desconocimiento, bien por un exceso de ego de quienes los gestionan, de varios conceptos y disciplinas entre los que destaca el Yield Management.

“Es muy fácil – comentan – en épocas de demanda subimos los precios y cuando baja la ocupación, bajamos los precios. Y ya está hecho el «Yilmanajemen» . ¡Tampoco hace falta ir a Cornell!”

¡Una pena!. Pero es que es así. Resulta que nos llegan noticias de EE.UU. en las cuales se elevan las virtudes de una nueva “ciencia” con la que lo que lograremos será vender al precio justo en el momento justo. ¡Nada menos!. Y, claro, como llevábamos cinco años de época de demanda, ha resultado todo de lo más fácil.

Ahora me pregunto yo:

– ¿Somos tan tontos en el sector hotelero?
– ¿Es válido el Yield Management para épocas tan inciertas como esta?
– ¿De qué nos sirven hoy (mayo 09) los históricos y demás variables?

Y la más gorda de todas:…

… Esta bajada indiscriminada de precios ¿No será culpa del Yield Management, con el que nos hemos clavado nuestro propio aguijón?

Yo no lo veo claro. Y, ¡ojo!, que no critico a quien de verdad conoce el tema, pero es que creo que hay pocos en España. Y lo mejor que pueden hacer los hoteles es contratar los servicios de esos pocos, o dedicarse a otros menesteres que les traerán mejores resultados.

Y no digamos nada si nos ponemos a hablar de Web 2.0. Llevamos el mismo camino.

Y mucho más… Por ejemplo, yo siempre he estado en contra de los estudios de mercado. ¿Qué es una burrada lo que estoy diciendo?. Quizá,. Pero bueno, eso es de otro post.

La guerra de precios ¿puede llegar a considerarse competencia desleal?

La guerra de precios ¿puede llegar a considerarse competencia desleal? Relacionado con este “efecto dominó” que estamos viviendo hoy en día en el sector, he encontrado, en la página de la APCE (Asociación de Palacios de Congresos de España), una noticia que, en principio, no voy a entrar a valorar. Se refiere a la reacción de esta asociación ante la estrategia anunciada por Paradores de ceder de forma gratuita sus espacios de reuniones. Esta es la reacción en forma de carta:“Desde la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE) podemos entender que exista un cierto ajuste de precios, fruto de la oferta y la demanda del actual momento económico, pero la cesión gratuita de salas de reuniones a empresas podría incurrir en un supuesto de competencia desleal, además de poder implicar el incumplimiento de diversas obligaciones tributarias, IVA e impuestos de sociedades especialmente, algo que ha sido corroborado por los servicios jurídicos consultados.Según el último análisis realizado por APCE los 37 centros asociados acogieron durante 2008 un total de más de 6.100 actos a los que han acudido más de 4.400.000 asistentes, lo cual ha representa un impacto económico de casi 1.800 millones de € para nuestro país. Estos edificios son la columna vertebral del turismo de reuniones en España y han permitido que nuestro país se sitúe entre los primeros del mundo en el sector y que algunas ciudades encabecen los rankings de diversos organismos.Este tipo de acciones, según José Salinas, Presidente de APCE y Director-Gerente del Palacio de Congresos de Valencia, “puede perjudicar de forma directa la actividad de los recintos congresuales que aglutinan el 40% de los eventos que se realizan en España e incidir directa y negativamente en los resultados económicos de estos edificios”.Los propios estatutos de la Asociación, aprobados por unanimidad de todos los socios, contemplan la no incorporación de aquellos recintos que desarrollen este tipo de prácticas, algo que además centro uno de los debates del último congreso celebrado por APCE en julio de 2008.A diferencia de las medidas adoptadas por Paradores, para mantener este liderazgo en el mercado de reuniones, la Asociación sigue apostando por la diferenciación como clave dentro de un entorno cada vez más competitivo. El esfuerzo por la mejora continua y la búsqueda de nuevas oportunidades como la innovación tecnológica o la incorporación de políticas sostenibles pueden ayudarnos a mantener nuestro posicionamiento en un mercado que parece mostrarse prudente ante las circunstancias económicas que actualmente le rodean.”Ahora yo me hago las siguientes preguntas:- ¿Es esto competencia desleal?- ¿Hasta dónde vamos a llegar con la reducción de precios?A mi me parece que las cosas se están saliendo de madre, y que el sector hotelero debería, en estos tiempos, frenar, sentarse y salir de una vez por todas de esta “batalla de precios”, que no va a hacer sino perjudicar a todos los hoteles. Y debe hacerlo de forma consensuada e inteligente.Si algunos pensaban que el revenue management era esto, creo que se están equivocando. ¿Es, entonces esto, culpa de un mal entendido Yield management?

Despedir al bulto

Despedir al bulto

Aún no he estrenado el blog en el mes de marzo. Y ya me molesta, ya, el dejarlo sin alimento más de una semana, pero tengo una serie de obligaciones extra y temporales que me tienen ocupado – y entretenido – más de lo habitual.

El caso es que , entre la blogansiedad por el tiempo en blanco, la cifra de suscriptores que se acerca a la barrera sicológica de los 200 (se que a algunos les parecerá poco, pero a mi me motiva) y tras leer hace unos días el interesante post de Jordi Ruiz sobre la situación hotelera actual, tenía en el tintero éste, que llevaba mascullando una temporada.

Ocurre algo en el sector hotelero – como en muchos otros, supongo – que no termino de comprender y es el hecho de despedir al bulto. Y me explico: En un afán desmedido por reducir gastos (¿es un coste el personal? ¿o es inversión?), buena parte del empresariado hotelero se dedica a despedir a diestro y siniestro poniendo en evidencia su desconocimiento de los pilares de su negocio en cuanto a tareas laborales se refiere.


Unos más y otros menos, todos hemos jugado alguna vez a la Jenga , ese juego en el que hay que demostrar cierta habilidad física y mental, para ir quitando piezas de una estructura no demasiado cimentada, intentando que la torre no se desplome.

Para este juego hay que pensar, estudiar la situación y decidir cuál de las piezas es la que menos va a afectar a la construcción, evitando así que ésta se derrumbe.

Pues en los despidos, lo mismo. Antes de lanzarse a despedir por las caras, los gestos, o las suposiciones, se debe estudiar la situación, y decidir si el paso que se va a dar es el adecuado para poder mantener la estructura organizativa del hotel.

Ya basta de despedir al bulto y de jugar a la Jenga con el personal, que la cosa es seria.

Y vamos a por marzo, que se presenta interesante… A pesar de todo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies