San Francisco de Asís y…¿La empresa abierta?

San Francisco de Asís y…¿La empresa abierta?

Anoche estuve en el teatro Infanta Isabel, de Madrid, disfrutando como un loco de la representación magistral que, Rafael Álvarez «El Brujo», realiza de la Obra de Darío Fo «San Francisco, juglar de Dios», y resulta que, en plena Edad Media, Francisco de Asís planteó la posibilidad de crar una «hermandad horizontal»…¿a que suena bien?. Repetid conmigo, despacio:

H-e-r-m-a-n-d-a-d h-o-r-i-z-o-n-t-a-l .

O lo que es lo mismo, una congregación, un grupo, un movimiento, o como queráis llamarlo, pero horizontal, esto es, sin jerarquías. Y eso se lo dijo al mismísimo Papa Inocencio III, el cual no dejaba hueco en su cabeza para admitir una falta de jerarquía en su iglesia.

En cualquier caso, Francisco creó y desarrolló, a la postre, la hermandad, basada en la pobreza y en la caridad. Si seguís un poco el hilo de mis escarceos sobre empresa abierta rondando lo que algunos , como Julen Iturbe, nos indican acerca de este concepto de empresa abierta, veréis aquí una similitud muy clara.

¡Hombre, me refiero a lo de horizontal y sin jerarquías, no a lo de la pobreza y la caridad. Pues sólo faltaba eso!

Pero os voy a decir una cosa: En uno de estos dos atributos, la caridad, se encontró – según Darío Fo – con el problema, pues la caridad debía ser administrada. Y resulto que llegó a la conclusión que la administración de la caridad era un contrasentido en si misma, porque vio que quien admnistraba la caridad se iba haciendo poderoso. El hecho de repartir caridad le otorgaba poder, sin saberlo, a quien la repartía. Y llegados a este punto yo me pregunto:

¿Es posible una organización horizontal sin un poder establecido?.

En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones. Ahora bien, me gustaría saber hasta dónde habría llegado el Santo si hubiera dispuesto, como nosotros, de la Web 2.0.

Por cierto, si tenéis ocasión no os perdáis el magistral espectáculo de Rafael Álvarez «El brujo».

Consejos a supervivientes de despidos.

Consejos a supervivientes de despidos.

Vía José Miguel Bolívar en Twitter me encuentro con un post de los buenos, en el que se dan doce consejos a los directivos que tienen que abordar el delicado asunto de los despidos. La verdad es que es muy realista y no le falta razón. Pero todos los consejos se dan sin tener en cuenta que las personas, en la empresa, no son marionetas. También tienen inteligencia y posibilidades de contraatacar. Por ello, me desmarco con un post generalista, e intento dar la vuelta a la tortilla y ofrezco una serie de consejos a los que han salido airosos de las acometidas de las empresas en cuanto a despidos se refiere.
Los aumento a 12 + 1 y la pena es que el último quizá sea el más importante. Ahí van: 1- El ajuste profundo que han hecho en la plantilla es porque ha bajado el consumo, hay crisis, hay menos trabajo… Muy bien, si hay menos trabajo entonces que no te obliguen a trabajar más. A partir de ahora tendrás que trabajar menos o, como mucho, lo mismo. 2- Las tareas que realizaba Juan, el que despidieron ayer – y del que ni se acuerdan ya – ¿quién las va a hacer ahora? Si le han despedido es porque sus tareas no hacen falta. 3- A partir de hoy, cíñete a tu horario exacto, sin pasarte ni un minuto. Si no te han despedido ya, probablemente no lo hagan. 4- ¡Te valoran!, por lo que ¡aprovéchate mientras dure!, porque llegará el día en que dejen de valorarte y todo tu esfuerzo no te habrá servido más que para perder amigos, distanciarte de tu familia, no jugar con tus hijos,… 5- No te dejes engatusar, e intenta mantener la distancia con quien tiene la potestad de despedirte. Si no lo haces te puede ocurrir como a Pepe. 6- La reducción de plantilla y el trabajo acumulado en terreno de nadie no es tu problema. La empresa no es tuya. Ha quedado demostrado con el despido de tu compañero, que se dejaba los cuernos igual que tú, pero nunca supo venderse bien. 7- Deja de trabajar en casa. De eso ni se enteran y estás tirando tu tiempo. Lo que no te de tiempo a hacer hazlo al día siguiente. Con la reducción de plantilla tienes la excusa perfecta. 8- Pon mucho cuidado en creerte lo que te digan del futuro. En una empresa, el concepto de futuro varía radicalmente de un día para otro. 9- Si te marcan objetivos, que sean asequibles. Si no, no te comprometas; no temas decir “NO”. Los van a suavizar seguro, pues es un momento en el que están con el rabo entre las piernas. Están tanto o más asustados que tú, aunque no lo parezca. 10- Si puedes, deja caer la posibilidad de marcharte, pero sin faroles, con las espaldas cubiertas. En ese momento podrás exigir (dentro de la lógica) y tienes muchas posibilidades de que te den lo que pides. 11- Olvídate del miedo. Lo más que te puede ocurrir es que te despidan a ti también. No pasa nada. Si te valoraron antes, te valorarán también después en otro sitio. Tu situación no llegará a ser desesperada. Hay trabajo fuera de la empresa en la que estás. La situación no es tan mala como te la pintan. 12- Si hay un plan de bajas incentivadas, plantéate la posibilidad de acogerte a él. Hay oportunidades que sólo se presentan una vez. Pero ahora viene la parte más difícil, el último consejo:

+1- La mejor forma de coger tú el mango de la sartén es convencer a un número suficiente de “supervivientes” para que sigan también los consejos. Si eres el único que los sigue, las posibilidades de que te salga bien no son elevadas (aunque puede que si). Pero si sois suficientes, ganáis seguro.

Corporativismo 2.0. El ejemplo de IBM

Imaginaos por un momento que en una empresa, una de los requisitos (opcional, pero muy valorable) para ser contratado es crear un blog relacionado con la empresa en cuestión.

Imaginaos ahora que en un hotel todo empleado que disponga de un PC esté autorizado e, incluso, animado por la dirección del mismo a crear y mantener un blog en el que permanezca en contacto con actuales y futuros clientes, que enfatice la importancia del intercambio y el aprendizaje entre el hotel y sus clientes.

Compartir con el mundo extra- empresarial lo que hacemos y aprendemos. ¿No sería todo esto beneficioso, para hoteles y empleados, en la época que vivimos?. Yo creo que de momento si. Quizá vengan después otras tendencias y otras formas de trabajo. Pero hoy en día subirse al carro de este método laboral es lo aconsejable. Y, además es fácil y barato.

Esto no es descabellado. Es más que posible si nos atenemos a unas sencillas normas. Pero os dejo el enlace del sitio donde se habla de todo esto con un ejemplo empresarial real: IBM, que de forma similar podría aplicarse a cualquier cadena hotelera u hotel independiente.

Vínculo de la fuente: COMUCOR: Las normas de IBM respecto al uso de los medios participativos

Nuevo sello de calidad basado en Open Business

Hola, amigos,

desde que leí a Julen Iturbe y su evangelización del Open Business, y seguí con Juan Sobejano, en la misma línea, no he dejado de dar vueltas al asunto de la «empresa abierta», el Open Business, concepto sobre el que también recojo ideas de Edu William y de Carme Pla.

Además hoy aparece en Hosteltur una noticia en la que se apoya este modelo que, al fin y al cabo, se basa principalmente en un cambio de mentalidad, en la horizontalidad y en la transversalidad.

Por otro lado, Andreu Roig, en la comunidad Turismo 2.0, se le ocurre la osadía de plantear la creación de un nuevo sello de Calidad Internacional. Es una gran idea que Andreu quiere poner en práctica.

Parece que me desvío, pero no es así. A pesar de que yo me he declarado en alguna ocasión en contra de los sellos de calidad actuales, se me está ocurriendo algo.

Si juntamos ambos ingredientes: Empresa abierta, sello de calidad impulsado por Andreu Roig, es posible que demos con algo interesante:

Un nuevo sello de calidad turística basado en Open Business. Y creo que la cosa está en vías de desarrollarse y nacer en un futuro.

Como boceto del mismo, podríamos plantear, en primera instancia, algo así:

La base del funcionamiento del sistema debe ser la opinión de los involucrados en el servicio al cliente:

– El cliente.
– Los intermediarios.
– El hotel.
– Otros hoteles del entorno.
– Habitantes del destino.

La valoración para que un hotel pueda conseguir el sello de calidad debe venir definida por las opiniones de todos los anteriores con un sistema de ponderación, es decir, mediante un coeficiente que valore más las opiniones de unos que las de otros, en el siguiente orden por ejemplo:

– Clientes: Coeficiente 3.
– Intermediarios: Coeficiente 2.
– Habitantes: Coeficiente 1.
– Otros hoteles: Coeficiente 0,2.

Valorar las opiniones del hotel afectado en cuanto a:

– Soluciones presentadas a las quejas de los clientes.
– Respuestas a los comentarios positivos de los clientes.
– Propuestas de productos y ofertas que se ajusten a las necesidades de los clientes.

Esto generará una valoración extra para el hotel en sentido positivo o negativo.

Sería conveniente que, para poder comenzar a considerar a un hotel como candidato al sello, deba tener un número mínimo de opiniones. Para ello el hotel intentaría potenciar la participación de clientes e intermediarios en el portal.

El hotel, para obtener esta certificación basada en criterios de “Open Business”, deberá alcanzar una puntuación mínima en base a los parámetros anteriores.

Esto es una idea, y no se si está perfectamente enfocada. La plasmo aquí para recoger, críticas, mejoras y novedades para este proyecto de proyecto.

Seguiré informando.

Hasta la próxima,

Rafael

«Start Up», las reglas básicas para arrancar.

Hola, amigos

En el blog de Juan Freire encuentro un enlace, a el blog de Loïc Le Meur, en el que habla de las 10 reglas básicas para lanzar una «start up», que, por si alguno no tiene claro lo que es aquí tiene la definición. Me parece brillante la lista, que está en inglés en su origen y que yo pongo en español, no literalmente, sino con algún «apaño» de mi cosecha:

  1. No esperes una idea revolucionaria, la idea de tu vida nunca llegará. Simplemente enfoca hacia un hueco apropiado que esté vacío y ponla en práctica lo más rápido posible.
  2. Comparte tu idea tanto como sea posible. Cuanto más compartas, más información recibirás y más aprenderás. Reúnete y habla con tus competidores.
  3. Construye una comunidad a través de blogs y redes sociales.
  4. Escucha a esta comunidad, responde las preguntas y crea tu producto con sus comentarios y la conversación con los que te comentan. Involucra a otros bloggers y logra su aportación en tu proyecto. Si el resultado no es positivo, adapta el producto permanentemente hasta que si lo sea.
  5. Reune un equipo con una serie de habilidades diferentes a las tuyas, y observa a los que son mejor que tú sin temerles.
  6. Se el primero en reconocer un problema o un error que hayas cometido. No intentes taparlo. Dirígete directo al asunto, y corrígelo
  7. No pierdas el tiempo en investigaciones de mercado, sino lánzate lo antes posible con versiones alfa o beta. Mejora el producto desde el principio.
  8. No emplees energías en hacer un gran Business Plan en una hoja de cálculo, pues no vas a estar seguro de que vaya a llevarse a cabo alguna vez.
  9. No hagas un gran plan de marketing. Crecer con la comunidad mimando el producto es algo mucho más potente.
  10. No te obsesiones con llegar a ser rico o con vender la empresa. Céntrate en los usuarios, pues el dinero es una consecuencia del éxito y no puede ser el objetivo

Ni que decir tiene que estoy totalmente de acuerdo con todas y cada una de las diez. Qué sentido tiene si no que yo esté ahora escribiendo esto?. ¿Qué sentido tienen mis bocetos de «Hotel Abierto», aunque, de momento, sea un juego?Hasta la próxima,Rafael

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies