Estudios de turismo: ¿Necesidad o pérdida de tiempo?

Estudios de turismo: ¿Necesidad o pérdida de tiempo?

He decidido volcaer aquí, en mi blog, una serie de pensamientos que me van viniendo a la cabeza, originados por dos explosivos posts en la Comunidad Hosteltur uno acerca de la idoneidad de la parte práctica de la carrera, escrito por una alumna, y el otro que nos indica tres errores fundamentales a la hora de comprender lo que la carrera en cuestión representa. Interesantísimos tanto los posts, como los comentarios.

En el primero, Blanca expone

«Siempre me he preguntado cuál puede ser la utilidad de estas prácticas para un estudiante. Y he llegado a la conclusión que, tal y como están diseñadas, el aprovechamiento es mayor para las empresas que para los estudiantes»

En el segundo, Jeroen aclara:

«…si los clientes de un hotel no son turistas (sino gente de negocios, participantes en un congreso, delegaciones oficiales etc.), el hotel desde luego no es un «establecimiento turístico»…»

«…en las escuelas de turismo no se enseña gestión…»

«…el tercer malentendido es que gestionar actividades turísticas es parecido a gestionar empresas hoteleras…»

Mis reflexiones:

– Los alumnos tienen unas espectativas que luego no se cumplen, ni por asomo. La culpa la tienen ellos mismos y quienes dirigen sus inquietudes profesionales. Piensan que lo que han hecho durante las prácticas no les ha servido para nada.

Tienen razón y se equivocan- todo y nada -. Les sirve, de momento, para sacar la cabeza del mundo ideal en el que estaban viviendo.Y ¡ojo!, que ellos no tienen toda la culpa, pues les han vendido un futuro cercano que no es tan cercano.

– Pienso que los alumnos en prácticas se encuentran con personal contratado en el hotel en el que están realizando las prácticas, que no tiene profesionalidad, ni actitud, ni aptitudes. Y así descubren cómo ellos, con lo que ya saben y tienen, tendrían más que suficiente para destacar sobre los anteriores de forma vertiginosa. ¿Para qué seguir estudiando entonces?.

– El hecho de estudiar la carrera de turismo no te da licencia ni capacidad profesional para comenzar tuvida laboral dirigiendo un hotel. Ni siquiera para ejercer algún puesto de mando intermedio tipo «Jefe de Recepción». Pero volvemos a lo de antes: si vendemos músicas celestiales al explicar lo que te dará el título, luego no habrá satisfación estudiantil cuando comprueben que lo que les dijeron nada tiene que ver con la realidad.

– Las prácticas en hoteles tendrían que tener, de forma obligatoria, un coaching personalizado por parte de una persona del hotel. Esto no existe y me parece fundamental. Además, el alumno en prácticas debería terminar éstas con una visión general del hotel, y no centrar toda su energía en unas cuantas tareas (no todas, ni mucho menos) dentro de un departamento concreto.

– Las prácticas deben ser remuneradas.

Sobre lo que dice Jeroen acerca de los tres errores fundamentales a la hora de interpretar los estudios de turismo, no añado nada. Tan sólo decir que estoy absolutamente de acuerdo con su explicación.

Algo me persigue. Curvas, gráficos y Sherpas 2.0

Algo me persigue. Curvas, gráficos y Sherpas 2.0

Esta semana me han estado persiguiendo las gráficas relacionadas con el 2.0, o la red conversacional o como la queramos llamar.

Todo empezó el viernes pasado, cuando Albert Barra en su Coaching mostró gráficamente el comportamiento de la reputación on line. Fue bastante interesante, aunque basada en hipótesis habituales de Teoría Económica (micro y macro) en la que, para comprender conceptos gráficamente, se suelen eliminar variables reales, aislando las que componen la problemática en cuestión. Me explico:

Si consideramos que la variable principal para aumentar nuestra reputación es la tarifa que cobramos al cliente, entonces el comportamiento natural del gráfico sería que a mayor tarifa, menor reputación y viceversa (Fig. 1).
Por lo tanto, a lo que hay que tender es a trazar una curva ascendente en los puntos de corte (Fig. 2). Esto sólo puede lograrse, principalmente, aumentando la calidad en el servicio. Aunque no deberíamos olvidar que, por ejemplo, el señor SMO (Social Media Optimization) tiene mucho que decir en este asunto.

Pero siguiendo con nuestra historia, nos topamos con una discusión en la Comunidad Hosteltur en la que se pone en tela de juicio la utilidad y el futuro de las Redes Sociales. Y, mira por dónde que, casualmente me encuentro con más curvas que hablan de Redes Sociales y Blogs, que son sus hermanos pequeños. Algunas de ellas contenidas en el último estudio de Technorati sobre el estado de la blogosfera.

Tras esta otra curva me encuentro con un interesantísimo post de Alorza llenito de algunas curvas más, entre las que destaco esta mezcla de la curva modelo de difusión de las innovaciones (Rogers) con la curva Hype (Gartner):

Lo que nos viene a decir Alorza en su explicación es que existen varios grupos de bloggers (y esto es perfectamente aplicable al sector turístico y hotelero) que se dividen en:

– Innovadores.- Early adopters.- Mayoría temprana.- Mayoría Tardía.y que el punto será más o menos gordo según el tamaño de la población representada y estará en un momento un otro de la curva, con los innovadores delante, atravesando cada una de las cinco fases que representa la curva, a saber:
-Despegue tecnológico.
-Cima de expectativas infladas.
-Hondonada de la desilusión.
-Pendiente del entendimiento.
-Meseta de la productividad.

(Muy interesante, por cierto, la relación entre las herramientas 2.0 y estas cinco fases de la curva). Vía Alorza también.

En cualquier caso, os recomiendo el enlace si queréis ampliar la información.

Y, por si fuera poco, Juan Sobejano nos sale con la curva sigmoidea en la industria turística, que vendría a ser algo como esto:

Esta curva representa, ni más ni menos, según Juan Sobejano, (copio textualmente):»La curva sigmoidea es una linea en forma de S tumbada que representa el ciclo vital, ¿de qué? de todo: del ser humano, de una relación, de un destino turístico, de una empresa… Así, por ejemplo, el ser humano nace y comienza muy tímidamente su existencia, poco a poco va mejorando tanto física como intelectualmente y llega lentamente a su nivel máximo, a partir del cual va decayendo por la vejez hasta su muerte…….La industia turística no se ha dado cuenta de que ha de saltar a esa nueva curva sigmoidea, y vive en un momento de confusión en un periodo en el que las dos curvas, los dos entornos, se cruzan y lanzan señales contradictorias. Si no somos capaces de entrar en esa nueva curva nuestro próximo paso será descendente.»Como veis, una semana repleta de curvas que me está mareando casi hasta perder la conciencia, no se si por el movimiento o por lo interesante que resultan todos y cada uno de los artículos de estos profesionales.Bueeeno…- ¿Qué…?. ¡¿Cómo dices…?!. ¡Ah, si!, ¡Lo de los Sherpas 2.0!…- Pues hombre, entra en los enlaces, que por algo los pongo. ¡Con el trabajo que dan!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies