Similitudes entre el escaparatismo del siglo pasado y las Redes Sociales.

Similitudes entre el escaparatismo del siglo pasado y las Redes Sociales.

Acabo de leer un post de Oscar Bianchi titulado ¿Mi empresa en redes sociales? Ni loco  , en el que marca unas interesantes pautas para que la empresa se plantee la idoneidad de participar o no como empresa en Redes Sociales. De él me llama mucho la atención la comparación etre lo que estamos viviendo ahora y lo que ocurrió con el escaparatismo durante el S XX.

He tomado prestado de un blog de interiorismo las siguientes notas.

“En la década de los años 20 un escaparate espectacular era esencial para cautivar los corazones, las mentes y los bolsillos de los consumidores” (Steven Heller)


”El escaparate se erige como el mediador físico entre productos y consumidores, entre estímulos y decisiones de compra, entre la fantasía de la tienda y la realidad de la calle”, (J. Atfield del Instituto Europeo de Diseño)


En la historia del escaparate los años 20, 30 y 40 son todo un espectáculo de imaginación.

Los años 50 y 60 … sufren los efectos de post guerra… se realizan escaparates que hagan soñar.

En los años 70 el producto es lo mas importante, el escaparate es utilizado como el principal vendedor.

En los 80 se produce el boom del merchandising en las grandes superficies comerciales.

En los años 90 se da un paso más, y hace su aparición el minimalismo. En la actualidad el minimalismo esta cargado de conceptos alrededor de un único producto y a través del escaparate se incita al cliente a entrar en el mundo que muestra ese único objeto

El asunto es para plantearse si estaremos volviendo a una situación similar con la cuestión de si es necesario o no tener una presencia consolidada en Internet en general y en Redes Sociales en particular.

Parece ser que en las primeras décadas del siglo pasado los comerciantes eran reticentes a «fabricar» un escaparate, sobre todo por miedo a exponer abiertamente cada producto a su público objetivo. Había miedo a la crítica y al «no control». Tuvieron que pasar 50 años (años 70) para que la utilidad del escaparate físico estuviera fuera de toda duda.

Ante eso me pregunto:

¿A qué esperamos para tener escaparates virtuales en todas las calles y avenidas que conforman la ciudad de La Red?
¿Vamos a tener que esperar hasta el año 2070 para que la utilidad de las Redes Sociales esté también fuera de toda duda?

PROFESIONALES DE LAS REDES SOCIALES Y TRABAJAR CON PASIÓN.

PROFESIONALES DE LAS REDES SOCIALES Y TRABAJAR CON PASIÓN.

Podríamos dividir a las personas en tres tipos en función de su actitud frente al trabajo. Como los tres son totalamente comprensibles dependiendo de las circunstancias particulares de cada persona no entraré a valorar las razones que pudiera tener cualquiera para estar en un grupo o en otro, pero si vamos a verlos:

1- Los que realizan su trabajo sin gustarles lo que hacen. Son personas sin motivación que trabajan exclusivamente por dinero y sin ningún ánimo de aprender algo nuevo que estimule su labor diaria. Suele ocurrir con personas a los que se les atribuye funciones porque no se sabe a quién asignárselas 8pasa mucho en el ámbito de las Redes Sociales. Y así nos luce el pelo.

2- Los que, aún sin gustarles su trabajo, lo realizan de forma pulcra y con efectividad. Son personas con un alto grado de responsabilidad, fuerza de voluntad y respeto, a los que no les importará cambiar de trabajo en cualquier momento, pues no tienen ningún lazo (sentimental) con lo que hacen.

3- Los que trabajan con pasión y disfrutan haciendo lo que hacen. Aún teniendo un sentimiento de responsabilidad, ese no es el factor más importante. Lo importante es que lo que hacen les llena y cada vez lo hacen mejor.

Por supuesto podría haber subdivisiones, pero creo que en alguno de estos 3 grupos nos encontramos todos.

Lo que vamos a hacer ahora es llevar estas 3 actitudes laborales al ámbito del Marketing Online y, más concretamente, las Redes Sociales:

Está claro que para trabajar desarrollando estrategias en Redes Sociales hace falta un nivel de alerta máxima para gestionar la reputación online y para poder detectar oportunidades que pueden surgir en cualquier momento de las 24 horas que tiene el día.

Teniendo claro lo anterior, es indudable que aquellas personas que, trabajando en este entorno, se encuentren en el primer grupo, no conseguirán sus objetivos, se cansarán y no llegarán a nada.

Los que se encuentren en el segundo grupo trabajarán bien, con un nivel teórico bastante avanzado y con resultados. Si no esperados, si lo suficientemente satisfactorios como para poder salir airosos.

Los del tercer grupo llegarán, por regla general, con más facilidad que los anteriores a los objetios marcados.

Por lo tanto, y dadas las circunstancias, eliminamos a los del grupo 1 y ya no son candidatos a triunfar en Redes Sociales. Quedémonos con los grupos 2 y 3 como grupo de personas válidas y que ofrecen suficientes garantías para lograr los objetivos marcados en una estrategia de marketing en Redes Sociales. Y ahora viene la pregunta:

¿En qué grupo te gustaría estar?

Creo que la respuesta depende de algunos factores. Si lo miramos desde el punto de vista del cariño que se puede sentir por tus cuentas de Twitter, tus páginas de Facebook… ¡¡tus blogs!!…, la respuesta no es sencilla.

Si trabajas con pasión en Redes Sociales, todo lo que vas creando empieza a ser una parte de ti mismo que vas dejando por el máximo de rincones de Internet. Es tal el apego (laboral) que puedes llegar a sentir por todo ello que la idea de abandonarlo o que sea otro el que coja los mandos de algo que tu has creado te puede generar una sensación de vacío de la que puede que te cueste salir.

Si de pronto surge una oportunidad en tu vida y tienes que elegir entre emprender una nueva aventura y dejar atrás todo lo que has ido creando en los últimos meses, o años… o seguir como estabas, que, al fin y al cabo, no estás mal. es ese preciso instante, ¿en qué grupo preferirías estar?. ¿en el 2 ó en el 3?

Si estás en el 2 no te imprtará mucho, pues como mercenario 2.0 que eres, podrás seguir con la misma efectividad trabajando en otro sitio. Si estás en el 3 sufrirás, pero con la convicción de que triunfarás estés donde estés.

¡Vaya tela!. En fin, yo lo tengo claro… ¿Y vosotros?

la imagen la he sacado de este blog

Introducción a mi experiencia profesional 2.0

En estos últimos 3 años he dedicado una cantidad de horas casi «indecente» a esto del 2.0. Lo he hecho en dos vertientes, la personal, y la profesional.

En cuanto a la personal no voy a contarla aquí, pues no es el lugar, sin embargo, a lo largo del tiempo la personal y la profesional se entrecruzan de una manera ingobernable, lo cual añade dificultad al asunto.
Respecto a la profesional, os cuento un resumen de lo que hemos ido creando, dejando para otros posts los detalles:

Partiendo de mi corta experiencia personal en el 2.0 decidí proponer a los propietarios del Hotel Auditorium que definiéramos una estrategia de marketing online (cosa que nunca se había hecho). Me respondieron que adelante, pero que tenía que compaginarlo (primer error) con las tareas que desempeñaba en ese momento y  que aún sigo desempeñando.

Lo primero que hice fue intentar posicionar en buscadores la web del hotel, cosa que conseguí mas o menos de forma satisfactoria. No fue como hubiera querido, pues me encontré con un obstáculo insalvable:

Una página Web excesivamente rígida, en la que podían añadirse contenidos con cuentagotas (segundo error) y , para más inri, recién estrenada. 

Aún así, y a base de «pequeños» resultados como el hecho de duplicar las reservas directas por la web y pasar de un ratio de conversión del 0,3% al 2%, me dieron más cancha.

Creé un blog (Hotel en Madrid) de forma gratuita con WordPress, el cual no puedo mantener con la regularidad que desearía, pero que – aún así – aumenta diariamente sus visitas y suscriptores.

Como no sabía mucho (nunca se sabe suficiente) hice el blog con WordPress.com (tercer error), cuando tenía que haberlo hecho con WordPress.org (ya comentaré el por qué en otro post). Aún así sigue creciendo.
El siguiente paso fue una inmersión en Redes Sociales generalistas. De momento sólo dedico tiempo a Twiter. principio la obsesión era conseguir followers (cuarto error), porque era algo que lucía de cara a conseguir más resultados. Ahora lo que hago es:

  • Intentar participar en conversaciones lo más relacionadas que sea posible con los intereses del Hotel Auditorium.
  • Suministrar información que considero interesante en forma de enlaces.
  • Publicar alguna que otra oferta (pocas veces).
  • Contactar con clientes que mencionan el hotel.
  • Prestar ayuda desinteresada a quien solicita algo (incluyendo ayuda a otros hoteles, agencias de viajes, etc…

Curiosamente, tras centrarme en los puntos anteriores es cuando estamos logrando más followers.

Hemos iniciado estrategias en Formspring y, en Foursquare, de momento sólo tenemos presencia. (y 42 contactos).

Estoy pensando cómo entrar en Facebook de forma algo más creativa que lo habitual.

Por otro lado, he iniciado otros dos proyectos:

Me dejo muchos detalles en este tintero digital, que iré contando en siguientes posts de forma más tematizada y entrando en detalles y acciones concretas.

¿Alguna idea, opinión o comentario?. Me interesa muchísimo lo quie podáis aportar.

Analítica Web en Fiturtech

Cuando un hotel dispone de una Web adaptada a las circunstancias actuales, debe sostenerla apoyada sobre 3 patas:

  • SEO
  • Marketing online
  • Analítica Web
Actual y afortunadamente, son cada vez más los hoteles que ya manejan con cierta soltura los dos primeros aspectos, SEO y Marketing online, incorporando en este último una estrategia en Redes Sociales. Sin embargo, existe un gran desconocimiento de la tercera pata, la analítica web. Así que te pregunto…
…¿Vas a FITUR? Si es así no dejes de visitar Fiturtech y toda la serie de charlas y ponencias que se van a dar allí. Aquí tenéis el programa de este año en PDF:
Además resulta que este año yo voy a participar en una de ellas. Bueno, mi participación será para la introducción y algún comentario espontáneo en el transcurso de la misma, ya que la parte realmente interesante correrá a cargo de Elena Enríquez, experta, expertísima en analítica Web, pero de las de verdad.
El tema que vamos a tratar en nuestra intervención será “Analítica Web aplicada al sector hotelero”, y este es el sumario.
  1. Qué es la Analítica Web.
  2. Qué es una métrica y un ratio.
  3. Qué es un KPI.
  4. Cómo puede la analítica Web ayudar a tu negocio.
  5. Distintas herramientas. No basta con la herramienta hace falta alguien que interprete y analice los datos para sacar conclusiones.
  6. Las conversiones.
  7. Cómo puede la analítica web ayudar a un site del sector Turismo.
  8. Hotel Auditorium: el éxito de la medición y las social medias.
  9. Análisis del Año 2009: Qué estudiar para entender las tendencias del 2010.
  10. Google Analytics: métricas básicas a revisar.
  11. Google Analytics’: crear cuadros de mandos y seleccionar KPI.
  12. Cómo medir y mejorar en el 2010.
  13. Funnel de compra, newsletters y campañas… Cómo identificar errores y solucionarlos.
  1. Turno de preguntas y casos prácticos (planteados por los asistentes).
Una de las tendencias del año 2010 va a ser la Analítica Web, y comenzará a crecer la pléyade de supuestos “guruses”, de esos que con leer un par de pdf’s y hacer un par de charlas se creen los más expertos del mundo. Para que no caigáis en la red de ninguno de éstos, os recomiendo que no os perdáis todo lo que Elena Enríquez tiene que deciros. Así no os pillará por sorpresa.
De verdad, no os pedías la convocatoria de este año, que promete ser muy sustanciosa, y es una ocasión única y gratuita, que difícilmente se os presentará otra vez.

La discriminación de las marcas «humanizadas»

“El futuro de Internet es social, por lo que deberías subir al tren de lo social”. Esto es lo que leyó un día alguien que quiso saber qué era eso del SMO, o Social Media Optimization. Realmente le costaba comprenderlo, porque, aunque lo veía claro para explotarlo a nivel personal, no lo veía tan claro explotarlo para una marca inanimada. Veía clara la utilidad y la necesidad, incluso, de hacerlo, pero no conseguía ver cómo hacerlo. Esta persona son muchas personas, pero llamémosla Simón, por ponerle un nombre. Cierto día, tiempo después de descubrir el SMO, Simón tuvo que alojarse en un hotel por motivos de trabajo. Tras un viaje considerablemente largo, llegó al hotel, agotado, dormido, dolorido…En definitiva, lo que se suele llamar baldado. Se tumbó en la cama y se quedó dormido. Al día siguiente se levantaría y se lanzaría a afrontar la actividad que le había llevado hasta allí, que no era otra que la de impartir un curso de formación para directores comerciales y de marketing, acerca de las bondades del marketing en medios sociales. Pero al poco rato de quedarse dormido, una voz le despertó y, sobresaltado y miró a derecha e izquierda; miró hacia arriba y hacia abajo tratando de dar con la persona que le hablaba. ¡Gran sorpresa la suya cuando descubrió que no era precisamente una persona, sino el mismísimo hotel, a través de sus paredes, el que se comunicaba con él! “Hola, Simón – dijo el hotel – se que mañana será un gran día para ti, pues vas a poder lucirte ante una gran audiencia hablando sobre asuntos que dominas y que recibirás aplausos, felicitaciones y todo tipo de alabanzas. Tu reputación off line – prosiguió – crecerá como la espuma. Y, claro – concluyó el hotel – después irás a tu blog y a las comunidades sociales en las que tienes presencia y escribirás sobre el asunto, lo cual te dará notoriedad, nuevos aplausos y alabanzas. Tu reputación on line también crecerá como la espuma.” Simón no sabía qué le estaba ocurriendo. ¡Era de locos! “necesito unas vacaciones con carácter urgente – pensó -. “Tú lo tienes fácil, Simón – continuó el hotel – pues tienes cerebro, manos, ojos y oídos y otros sentidos que te facilitan la aventura de la participación y crecimiento en el Social Media.”. En este momento el hotel cambió el tono de su voz, tornándose ésta más triste; como con un desconsuelo propio de humanos desengañados y continuó su discurso: “Ahora dime: ¿Cómo puedo hacer yo para siquiera acercarme a algo similar? Hace poco oí que un tal Jordi Ruiz – que debe ser alguien de peso en ese mundo en el que deseo entrar – decía que los que son presidentes de compañías, deberían bajar al suelo, a la calle, a conversar con sus clientes. Y lo plasmó en una comunidad social de contrastado prestigio, además de en su blog. Yo me pregunto si realmente os creéis que esto es tan fácil como decirlo. A ti, Simón, te diré que en lo que tú vas evangelizando, falta un punto de caso práctico para que cualquiera sea capaz de abordar con éxito la puesta en práctica de toda la teoría. A mi me ha quedado muy clara – apuntó el hotel con ironía – . Verás: – Hablar con los clientes, en la calle o donde estén. Pero resulta que además de en la calle, también están en Internet, donde cada vez hay más. Obviamente, yo, por mi mismo, no puedo hacerlo, ni en la calle ni en Internet. – Participar en la Web 2.0. Obviamente, yo, por mi mismo, no puedo hacerlo El hotel se enredaba cada vez más en su discurso… …¡Ah si!, parece que hay algo que se puede hacer. Si alguien humano es capaz de hablar por mi, podré conseguirlo, pero…. …sólo en una pequeña parte. En este mundo 2.0, como no soy humano, me miran mal, tanto que, incluso en algunos sitios no me dejan ni asomarme. Y en los que me dejan, se me acercan con prudencia y reparo, víctima de unos prejuicios que – todo hay que decirlo – nos hemos ganado a pulso los de nuestra especie. Y eso es algo que tú, Simón, deberías saberlo y tenerlo presente en todos tus discursos. Así que no me queda otra que: – Donde me permitan estar, intentar permanecer. Eso si, sin hacer demasiado ruido, y de mirón. – Si quiero una comunidad social que me respete, no tengo más remedio que hacerme una propia, con el inconveniente de que en ella entrará un mínimo porcentaje de lo que realmente sería necesario. Y eso con suerte. Perdóname, Simón. Yo debería limitarme a darte mi hospitalidad y mis inigualables atenciones y no haberte molestado con problemas y angustias que no son propios de un ser inanimado como yo. Pero es que hoy he podido hablar y no se cuándo volveré a tener una oportunidad como esta. Seguramente no vuelva a tenerla. Toma unas fotos mías y, si te parece, cada vez que vayas a hablar de SMO, SMM, etc., me miras y me recuerdas, sobre todo ésta del día de mi inauguración, en la que no existía ni la Web, ni el móvil, ni el e-mail. ¡Qué bien estaba yo entonces…!. Te las dejo dentro del maletín de tu portátil. Hasta mañana.” Simón, atónito, a la mañana siguiente, comprendió que lo había soñado todo. Pero la huella perduraría al menos, durante el resto del día… ”¡…O de mi vida!” – pensó en el momento en el que, cuando iba a comenzar su clase magistral, vio en el maletín de su portátil unas fotos del hotel, amarillentas, de hace más de cuarenta años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies