6 actitudes frente al Retweet

El Retweet, ese modo de proceder que se ha instalado en la vida cotidiana de millones de personas, podría dar lugar a un manual de usos y costumbres que, estudiados a fondo, arrojarían situaciones realmente curiosas. Yo, por mi parte, ni voy a hacer un manual, ni lo he estudiado a fondo, pero si que he podido apreciar a lo largo del tiempo una serie de actitudes que surgen entorno a este fenómeno tuitero.

Alguien tuitea algo con un enlace y quien lee ese tuit:

  1. Ni siquiera accede al enlace para ver de qué va y lo retuitea por inercia. Es el retuiteador compulsivo.
  2. No accede al enlace, pero lo retuitea por el simple hecho de que el tuit original viene de @xxx. Es el retuiteador pelota.
  3. Lo lee, no le gusta, pero lo retuitea por el simple hecho de que el tuit original viene de @xxx. Es el retuiteador pelota, pero fiel y con cierta inquietud por descubrir cosas nuevas.
  4. Lo lee, le gusta o no le gusta, pero lo retuitea, sin haber establecido previamente un baremo personal de calidad. Es el retuiteador informador. Retuitea todo, pero lo lee al menos.
  5. Lo lee, le gusta mucho y lo considera a la altura de sus followers. Por lo tanto lo retuitea con seguridad. Es el retuiteador comprometido.
  6. lo lee y está a punto de retuitearlo, pero no lo hace pensando que – aunque a él le haya gustado – a lo mejor no le gusta a nadie. Es el retuiteador inseguro.

En mi caso particular, trato de estar siempre en el punto 5, pues se trata de dar a tu pequeña comunidad algo realmente interesante. Pero a veces caigo en el 4, aunque en seguida me llega el momento de lucidez y me contengo. Y, aunque parezca un contrasentido con esto último, también  me encuentro en el punto 6 en algunas ocasiones, cada vez menos, por suerte, y es que según vas pasando tiempo en Twitter, vas teniendo confianza y, sobre todo, vas teniendo más claro lo que aporta valor y lo que no.

¡Mucho ojo!, no malinterpretéis, que quizá mi criterio sea erróneo, pues todo esto, desde luego, es absolutamente subjetivo y diferente en cada persona.

Y tú ¿cómo retuiteas?. ¡Pero de verdad!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies