La verdad es que no encuentro las palabras adecuadas para contar lo que quiero contar. No encuentro las palabras adecuadas para explicar en qué consiste un viaje a las emociones. Flaco favor me hace Fátima Martínez al haber propuesto este título el cual, por otra parte, encierra el concepto exacto con esas palabras adecuadas que a mí no me salen. Aún así, voy a intentarlo.

Ser invitado a un blogtrip es algo que te puede resultar muy atractivo por todo lo que ello representa. Si, además, la invitación es para dos personas, entonces el resultado puede ser redondo. Por otro lado, organizar un blogtrip tiene que ser algo fantástico, ¿no? Decir que vas a organizar un blogtrip, se dice pronto y fácil, pero a la hora de ponerte, ¡ay!… Nadie nos había dicho que una cosa es decirlo y otra muy diferente hacerlo.Muy diferente a organizarlo es ir a disfrutarlo como invitado; ¡faltaría más!. Así que vas para allá con las emociones a flor de piel y empiezas a descubrir, a sentir; todo fluye de manera suave, armoniosa; cada una de las personas con las que te encuentras por allí, están sonriendo y disfrutando el momento, de su momento, de dar rienda suelta a las emociones que esperaban ansiosas ser las protagonistas del viaje. Si, es como magia, pero no es magia. Algo muy humano se esconde detrás de esta especie de limbo que acabo de describir. Decir que vas a organizar un blogtrip es fácil. Otra cosa muy distinta es hacerlo de verdad. Y más difícil aún conseguir hacerlo sin contar con casi ningún apoyo de las instituciones públicas.

Ser el destino de un blogtrip, para todos aquellos destinos que se precien, es algo mucho más rentable que lo que la mayoría pudiera pensar. Yo mismo he vivido algunos y del #blogtripcostablanca he visto resultados con cifras y análisis. Millones de impactos en redes sociales como Twitter o Facebook y apariciones en Google en las primeras posiciones por algunas palabras clave. Datos como que en Trivago, la playa de Calpe aparece en el séptimo lugar de España (entre las más de 3.000 playas que tiene nuestro país) en cuanto a comentarios positivos y calidad percibida por los que allí han estado. Valga este dato como referencia, pues no es mi intención intentar convenceros del gran éxito que supone para un destino acoger un evento como este.
Hacerlo no es fácil, no, pero si que, al menos, podemos contar con la información de cuáles son las claves básicas para comenzar y que podemos descubrir con más detalle al leer Blogtrip Costa Blanca. Un viaje a las emociones:
  • Factor sorpresa.
  • Equipo organizativo multidisciplinar y dispuesto a trabajar bajo presión.
  • Conversación continua con los futuros participantes
  • Planificación y estrategia. ¿Qué queremos conseguir exactamente?
  • Presupuesto con el que contamos y plan económico.
  • Elección correcta de los bloggers.
  • Generar expectación.
  • Promoción, distribución y merchandising.
  • Preparación de toda la logística.
  • Planes alternativos ante posibles imprevistos.
  • Monitorización durante y después del evento.
  • Análisis de resultados.
Estos son los ingredientes. La mezcla adecuada de todos ellos para lograr la receta perfecta es lo realmente complicado, pero, si queremos organizar un blogtrip de éxito, al menos tenemos la suerte de saber cuál es la persona más indicada para cocinarlo: Mario Schumacher.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies