El título parece un Tweet, pero es un avance de un e-book que estoy terminando y en el que he incorporado un par de elementos que no suelen tocarse, pues tienen que ver con cierto compromiso en tiempo y algo más. Y hasta aquí puedo leer.

Os dejo con el principio, sobre «La planificación de la estrategia en Redes Sociales». Espero tenerlo terminado esta semana.

La planificación va a ser, precisamente, un resumen o un esquema de las acciones a desarrollar durante los próximos 12 meses. Y, como punto de partida, una recomendación inicial y fundamental…

…¡OLVIDATE DE TU MARCA!…

…al menos de inicio. Así lo veo yo, porque así lo he comprendido y experimentado en los últimos tiempos. Para establecer un punto de partida y planificar de forma correcta las acciones concretas que queremos realizar, tendríamos que responder a las siguientes preguntas.

¿Estoy dispuesto a entrar y funcionar en un entorno nuevo para mí?

Hay que ser sincero con uno mismo y hacer un ejercicio de humildad reconociendo que, aunque seas un experto en marketing desde hace años, el entorno de las redes sociales es un terreno en el que aún faltan muchas cosas por explorar y son desconocidas para todos (incluso para los “expertísimos”). No puedes hacerlo sólo, necesitas ayuda, en forma de conocimientos y en forma de recursos para trabajar lo planificado.

Y no estoy diciendo que debes buscar la ayuda pagando a un consultor, agencia, etc. externo (ni tampoco que no lo hagas), sino, buscar ayuda compartiendo tus inquietudes, y buscando la colaboración e inteligencia colectiva, sea de la forma que sea.

¿Estamos dispuestos a dedicar recursos para lograr el éxito de nuestro planteamiento?

Cuando hablamos de recursos hablamos, fundamentalmente de recursos económicos y humanos. Necesitamos una inversión económica y la dedicación en exclusiva de una o varias personas, dependiendo de la envergadura y la intensidad de nuestras acciones. Las cuestiones anteriores son básicas, y estamos de acuerdo en que la respuesta a la primera es, obviamente, «Si».

Pero no menos importante es la segunda. Si la respuesta a la segunda cuestión no es, también, “SI”, es mejor que termines aquí la lectura de este documento.

¿Hay algún nicho de mercado en el sector cuya presencia directa en Internet sea mínima o nula?

La respuesta puedes basarla en una segmentación, por ejemplo geográfica (Mundial, continental, nacional, regional, local), según te interese o puedas. La recomendación que yo haría es ir de menos a más, es decir, comenzar por un territorio limitado, e ir ensanchándolo a medida que vaya pasando el tiempo. Si la respuesta es si, has tenido suerte, y ya sabes por dónde debes comenzar la andadura. Si la respuesta es si, ya estás tardando en hacerte “dueño” del nicho, canibalizando el concepto que lo identifique.

Es por ahí por donde debes comenzar a actuar…

… difundiendo tu mensaje en forma de concepto, no de marca.

Cuando lo consigas – que lo harás – ya podrás ir introduciendo tu marca poco a poco en forma de “patrocinador del concepto”. Por ejemplo, céntrate en el concepto “Alojamiento de lujo”,, o «Turismo Madrid», y no en tu marca: “Hotel XXX”. Son tan sólo un ejemplo que haga más comprensible lo que digo. Seguro que a cada uno se le ocurren ejemplos mucho mejores que este.

Si la respuesta es No, debes comenzar a competir por ese concepto. Pero, recuerda: “CONCEPTO”.

¿Cuáles son tus objetivos de conversión en resultados?

Esta pregunta es clave, ya que en Social Media se puede caer fácilmente en el error de buscar, como objetivo primario, vender los servicios que ofrecemos. Esta afirmación puede crear cierta controversia. Las ventas de servicios son – efectivamente – el objetivo final, pero no el primer y único objetivo. El primer objetivo, por tanto, es CREAR COMUNIDAD…

… y hay que hacerlo, logrando suscriptores de tu contenido.

Esos serán una parte de los que se conviertan en prescriptores de tu producto. La otra parte será la que difunda un servicio recibido, acorde con tus expectativas.

Y ese es el principio. Si os ha interesado, esperad unos días y os dejaré el documento completo para descargarlo gratis.

Yo, desde luego, lo estoy pasando muy bien escribiéndolo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies