Como todos los años por estas fechas, abundan los posts con las previsiones que diferentes blogueros hacen sobre los asuntos sobre los que escriben durante el año. Tecnología, educación, política, marketing, 2.0… Muchos suelen acertar y otros no dan pie con bola.
Yo voy a ser un tanto prudente y me voy a “mojar” tan sólo en tres cosas que, por otro lado, son bastante fáciles de acertar. Así que, más que previsiones será mejor que los veáis como consejos. Permitidme, pues, que desde la más absoluta humildad y sin ánimo de sentar cátedra en nada, os deje aquí un par de apuntes / consejos / recomendaciones sobre Social Media y acciones colaterales.

En 2011 la empresa debe tener claro que tiene que aprovechar los medios sociales olvidándose de los grandes ejemplos que todos conocemeos ya de sobra, y de una forma que la mayoría no contempla. Ahí van los tres apuntes:

DURANTE EL PRÓXIMO AÑO, LAS EMPRESAS DEBERÁN TENER PRESENTE QUE:

Las Redes Sociales son un canal un tanto peculiar, pero nada del otro mundo

Las Redes Sociales son un canal más de obligada presencia y no son sustitutivas de nada. El trabajo habitual de un comercial en una empresa sea cual sea el sector al que pertenece planifica una serie de visitas a unos contactos previamente seleccionados, habla con ellos, los atrae hacia su producto, les ofrece facilidades haciéndoles creer que lo necesitan (esto los que son buenos). Los miman, invitan a comer o cenar, les hacen regalitos en Navidad, etc, etc. Los canales y los medios son el correo electrónico, el teléfono, el “puerta a puerta”,… Realmente es un trabajo duro (esto último es un pensamiento off-topic que me ha salido de forma involuntaria)
Ahora hay otro canal más que es igual que los otros, pero con una particularidad que, a su vez, es la realmente importante. En las Redes Sociales existe la gran ventaja de que los contactos actuales y futuros están localizados en los mismos lugares. Hay decenas de miles, cientos de miles de contactos todos juntos en el mismo lugar. Pienso que el sueño de todo comercial sería poder subir a un púlpito en plena calle y comenzar a hablar de lo suyo. Imaginaros que podéis hacer esto y que, según lo que estéis contando desde ese púlpito, logréis agolpar a un incontable número de personas interesadas en lo que estáis diciendo. Pues eso son las Redes Sociales.
Ahora bien, una vez conseguidos todos esos adeptos, o seguidores, el trato posterior debe seguir siendo el mismo que toda la vida de Dios, es decir, el cara a cara, el contacto físico, el mundo off line, las invitaciones, los regalitos y la venta. Pero hay algo más, muy importante, que hay que tener en cuenta para con los contactos surgidos de las Redes Sociales: Además de vender tu producto debes conseguir que esos clientes logrados sean tus evangelizadores. Si no lo logras habrás hecho un trabajo sólo a medias (no todo iban a ser ventajas). En este nuevo canal “conseguir una venta y se acabó” es desaprovechar lo que tenemos delante. Así que lo que hay que lograr son clientes evangelizadores. Y esto sólo se consigue con unas acciones complementarias totalmente off line.


Será muy importante, casi fundamental, ser capaces de sintetizar nuestro discurso con muy pocas palabras con ¿140 caracteres…?

Casi con toda seguridad que Twitter continuará creciendo. Si es así (que será) habrá que estar ahí de forma continuada, monitorizando, creando contenido y respondiendo sin parar. Desde el punto de vista de cliente es realmente cómodo recibir el mensaje con un texto tan reducido, en lugar de la labia a la que estamos acostumbramdos como empresa y de la que huímos incansablemente como clientes. La empresa debe practicar sin cesar esta nueva forma de comunicar hasta que domine sus secretos de forma ágil.


En las Redes Sociales no se puede estar de lunes a viernes de 9 a 18.

Este es, para mi, el principal problema del community manager. Y no digamos si, además éste está externalizado. No nos engañemos, en Redes Sociales no hay un horario fijo, ni vacaciones. Si es verdad que es algo relativamente cómodo, porque no precisa de una atención minuto a minuto, pero hay que estar al quite de forma permanente, porque cuando menos lo esperas, las circunstancias reclaman tu participación inmediata y sin límite, sea domingo o martes; sean las cuatro de la tarde o las tres de la madrugada.

Estos son mis consejos / recomendaciones para 2011. Yo, por supuesto es así como voy a actuar allí donde esté y sea cual sea la empresa a la que represente.

Feliz Año, amigos y muchas gracias por leerme otro año más.

comments