Y luego pasa lo que pasa… no anda. El coche del Community Manager tiene 4 ruedas (como todos):

PRIMERA RUEDA

Ahora está muy de moda ser community manager. Además es una bicoca, una ganga, un chollo. Tanto que, por lo pronto, no requiere ningún título académico. Así, de primeras, nadie tiene una base sólida para exigirte un título académico si quiere contratar tus servicios como community manager. Si es verdad que en muchas ofertas de trabajo recomiendan el título de periodista o especialista en marketing. Aún así tampoco es algo definitivo pues con un par de contraejemplos y algunas lagunas destacables en cualquiera de esos títulos respecto a la labor del community manager, asunto resuelto. Por tanto el primer escollo – el del título – es fácilmente esquivable. Si eres capaz de demostrar que comprendes las Redes Sociales, que tienes una actitud sociable, nivel redacción por encima de la media y una buena creatividad, ya tienes la primera rueda de tu coche de CM.

SEGUNDA RUEDA

Una vez vendida tu candidatura avalada con tus aptitudes, tienes que ir a por la segunda rueda, que consistirá en elaborar una estrategia con la que estimes llegarás a cumplir los objetivos marcados. Una vez elaborada, manos a la obra y ¡a jugar!. Como ya estás dentro de el día a día del community manager, ahora debes ir directo a los objetivos, los cuales deberían englobarse en un denominador común: Crear comunidad entorno a la marca a la que representas. Para ello tienes que ser simpátic@, enpátic@, comprensiv@, incentivador / a, evangelista, un poco (tampoco demasiado) “early adopter”, … con todas estas “herramientas”, comienza tu labor y disfruta. Ya eres un Community manager incipiente. De hecho si eres capaz de introducirte en el 2.0, hacer un hueco a la marca que representas y conseguir cierto feedback, unos cuantos seguidores, suscriptores, grupo de debate o “me gusta”, ya tienes la segunda rueda de tu coche de CM.

Llegados a este punto, un altísimo porcentaje de incipientes community managers se da por contento y se piensa que ya está en el camino. Y se pone a conducir por las autopistas de las redes sociales. Lo que pasa es que tiene dos ruedas y conducir sólo con las ruedas de uno de los lados es muy trabajoso, incómodo y desagradecido. Hay que mantener mucha tensión y concentración para avanzar tan sólo unos metros o, en el mejor de los casos, unos pocos kilómetros. Así que, cuando lleva un trecho recorrido, el coche se cae y no anda más.

TERCERA RUEDA

Si le ponemos al coche una tercera rueda, la cosa irá mucho mejor, costará menos conducirlo y podremos avanzar más. La tercera rueda de nuestro coche, esa que sólo algunos community managers incorporan es la información constante. El community manager debe tener fuentes constantes de información de tendencias del sector que representa, de marketing, de novedades en Redes Sociales, y de cualquier asunto relacionado con su labor, que sea útil. Para ello debe tener bien estructurado su reader y disponer de los filtros necesarios para no caer en la infoxicación. La información constante le servirá para no perderse, para no meter la pata, no quedarse obsoleto, ofrecer contenidos frescos y actualizados. Si no estás informado constantemente de cualquier tema relacionado con el entorno de tu marca irás siempre a remolque de los demás. Si estás informado y tienes los filtros de información adecuados entonces podrás ofrecer a tus seguidores el contenido que están demandando y tendrás lista la tercera rueda de tu coche de CM.

CUARTA RUEDA

Si eres sincero y reconoces que has llegado hasta aquí, es un buen momento para plantearte si necesitas o no una cuarta rueda para tu coche. Si eres muy buen conductor en redes Sociales,. quizá no te haga falta (me extraña), pero si estás un poco por encima de la media (lo cual no es fácil), entonces te vendrá bien conseguir esta cuarta rueda. Si estás en la media o por debajo, replantéate todo de nuevo, pues no vas bien – pero eso es de otro post-.

Se trata de que, para tener bien agarrada toda la presencia de tu marca en Redes Sociales, necesitas apoyos de fuera. y ningun apoyo mejor que el tuyo mismo. La mejor entrada de una marca en Redes Sociales se dará si el community manager ya tiene de antemano un perfil personal con una masa crítica de seguidores labrada durante un tiempo considerable. o sea, si eres una empresa y quieres contratar un community manager, búscate uno que venga ya aportando una comunidad consolidada y formada por un mínimo de miembros que tú consideres apropiado. La verdad es que esta debería ser la primera rueda del coche del community manager, pero bueno. En definitiva, el buen community manager debe tener un perfil personal, fuera de la marca a la que representa, consolidado, formado y reconocido, que le sirva de ayuda al principio y en momentos de apuro. De esta forma, si puedes aportar un perfil personal de cierto prestigio, consolidad, fiable y comprometido desde tiempo atrás y eres capaz de combinarlo en momentos clave con el perfil de la marca a la que estás representando, entonces tendrás la cuarta rueda de tu coche de CM.

Como veis, no hace falta un título. esto es un chollo y cualquiera puede hacerlo, ¿no?. Ejem, ejem…

Una cosa más antes de terminar. Si estás pensando ir en moto, te aviso que puedes, pero tienes que llevar casco y, con el casco no se oye bien. Además es más pelñigroso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies