Cuando teníamos las respuestas, de repente, nos cambiaron las preguntas.

Cuando teníamos las respuestas, de repente, nos cambiaron las preguntas.

Si interpretamos correctamente el título de esta entrada, cuya autoría no está muy clara (va desde un Grafitti anónimo en Ecuador, hasta Borges), podremos llegar a comprender lo que nos está pasando. Podremos llegar a comprender lo que le estaba ocurriendo a Anacleto Drupal (AD), un asentado y reputado director de hotel que tenía tras de si la friolera de 40 años al servicio de la hotelería, mientras conversaba con Norberto Domínguez, el nuevo director de marketing de la cadena que Anacleto dirigía. La conversación venía de atrás, habiendo comenzado en una breve explicación de ND a AD sobre lo que significaba el Marketing On-line: – Señor Drupal – dijo – una vez revisado el marcador social, si encontramos un post que nos interese, debemos linkearlo mediante un update en Twitter- . Y tras un tembloroso “si” de AD, prosiguió:
– En cuanto consigamos un Community Manager que haga las veces de dinamizador y blogger, tendremos medio camino andado, porque, en realidad, la labor del SEO también debe estar encaminada al SMO y al SMM…bla, bla, bla…
AD permanecía literalmente inmovilizado en su sillón de cuero y miraba a su alrededor. Le venían a la cabeza extraños términos tipo “mano corriente”. Sentía ligeros mareos mientras escuchaba hablar a ND y trataba de comprender de qué estaba hablando:
– …Piense que la Web, al fin y al cabo, está hecha con código HTML y que los robots de Google y Yahoo necesitan encontrar las keywords adecuadas dentro de los metadatos del código, y con una densidad de palabras clave en el contenido, que sea adecuada. Esa es la forma más efectiva de posicionar nuestro sitio, lo cual no quita emprender acciones de CPC o de AdWords, aunque el tema de los enlaces patrocinados tampoco creo yo que sea la mejor forma de obtener un buen ROI… Y no olvidarnos, de un buen planteamiento de tags adecuadas a nuestros propósitos.
– ROI…- pensó AD -. Eso lo entiendo – dijo para si.
– Por otro lado – continuó ND – no olvidemos que los clientes que nos vienen son ya auténticos prosumers, y están acostumbrados al skype, lo cual quiere decir que hay que formar al personal en el uso de este tipo de herramientas…
AD estaba ya como en una nube. No oía a su interlocutor y tenía una sensación de vértigo y de caída sin fin en el fondo de la nada que le estaba provocando náuseas y taquicardia. Pero, impertérrito, como mandan los cánones que su nivel jerárquico le imponía, se mantenía firme en su butacón de cuero negro.
Y añadió ND:
– … Así que, con todo esto dado por supuesto, lo que debemos hacer es- sentenció ND contemplando los ojos vencidos de AD, aunque sin ser capaz de advertir las convulsiones que éste sufría ya. Y enumeró la lista de acciones:
– Acciones en Google Adwords y CPC, estableciendo, eso si, lo que vamos a destinar a CPM
– Banners en otros sitios Web
– Link Baiting, pero con cuidado no lleguemos al spam.
– Implantación y utilización de RSS, algún marcador social y un lector de feeds.
– Video cast para subir a Youtube.
(Lo de los feeds ya es demasiado – pensó AD – ¿Qué tienen que ver los perros y gatos en todo esto?)
– Boletín digital.
– News letters.
– Registro y participación en las comunidades sociales más punteras del sector
– Y, lo más novedoso, un plan completo de registro en alguno o todos los sitios 2.0 que están en boga. Y cito algunos al azar:

Del.icio.us., Google maps, Flickr, Wikipedia, Fotolog, Facebook, Tuenti, Twitter, ….
– ¿Qué le parece?….
Lo que contestó el pobre AD y lo que ocurrió a posteriori forma parte de los anales de leyendas urbanas que circularán en nuestra sociedad allá por el 2025 – 2040.
Y digo yo: ¿Cómo planteamos esto de forma clara, comprensible y contundente?.
Estoy pensando en hacer una guía de marketing on-line para principiantes (o “for dummies” quizá sea mejor :-)…

Condición básica para implantar un nuevo sistema o cómo hervir una rana

Condición básica para implantar un nuevo sistema o cómo hervir una rana

Hola, amigos,

Si vamos a implantar un nuevo sistema del tipo que sea, ya sea informático, de procedimientos, de incentivos,…creo que sería importante antes tener claro el proceso adecuado para hervir una rana. No, no me he vuelto loco. Con lo que viene a continuación lo comprenderéis.

Según Peter Senge, considerado un gurú del aprendizaje organizacional y autor del best seller “La Quinta Disciplina”, hervir una rana no es fácil, porque:
” si metemos una rana en agua hirviendo, automáticamente y de un salto saldrá del hervidero y no habrá forma de mantenerla allí. Así que lo que debemos hacer es poner a la rana en agua a temperatura ambiente y esperar a que se tranquilice. Si elevamos la temperatura de 22 a 28 grados centígrados, el anfibio no se molesta, es más, puede que incluso, disfrute de la situación. Llegados a esta situación, vamos aumentando la temperatura despació, pero sin pausa y conseguimos que se vaya aturdiendo hasta que se encuentra tan aturdida que ella misma se queda allí y, por fin, hierve.”
La razón es que su sistema de identificación de amenazas externas a su supervivencia está preparado para cambios ambientales repentinos, pero no para cambios lentos y graduales.

Con esto quiero decir que no hay que precipitarse, sino atender a todos los detalles, de forma lenta y gradual. Si queremos que el personal del hotel no reaccione negativamente a cambios, éstos no deben venir impuestos, y tampoco deben ser precipitados, sino que se deben ir introduciendo las novedades de forma colaborativa, proactiva, con la participación de todos los afectados,recogiendo impresiones, planificando y modificando lo planeado. Sólo así la consecución del proyecto de cambio llegará al desenlace deseado y todo irá sobre ruedas.

Si no tienes esto claro no te esfuerces en hacer cambios significativos que afecten al personal de tu hotel, el cual está acostumbrado a trabajar de una forma muy concreta y se aferra a ella con el mismo instinto de supervivencia que la rana.

En un próximo artículo hablaré del desarrollo de una implantación, haciendo hincapié en la impertinente toma de datos y revisión de requisitos, como algo, en principio, y a mi parecer, contraproducente.
Hasta la próxima.
Rafael

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies