Ya está en Bubok el libro del IOR (Impact of Relationship)

Ya está en Bubok el libro del IOR (Impact of Relationship)

Social Media IOR. Las relaciones como moneda de rentabilidad es el título del libro que puedes adquirir en Bubok Se trata de un manual muy gráfico y muy bien explicado en el que se marcan pautas para abrir la puerta del análisis del buen hacer de la empresa en Redes Sociales. Ya hablamos del IOR en este blog hace un par de semanas y lo hicímos basándonos en una serie de posts y una presentación de Johana Cavalcanti, la cual forma, junto a Juan Sobejano el dúo de autores de este libro imprescindible si lo que quieres es obtener datos para lograr un análisis eficiente de tus acciones en Social Media. Para abrir boca, os dejo una pequeña introducción extraída del blog del propio Juan Sobejano:  

El ROI no es del todo útil para los medios sociales, porque no tiene en cuenta una característica fundamental de los mismos, la subjetividad de sus relaciones. Ante eso el Impact Of Relationship (IOR) permite segmentar la medición de nuestra presencia y añadir ese elemento subjetivo a la medición. El IOR parte de una división de parámetros de medición: Autoridad, o el contenido sobre la marca que ha sido compartido en la Red; Influencia, o número de seguidores que tiene nuestras marca en los distintos medios sociales en los que está presente; Participación, o número de veces en que los usuarios interactúan con nosotros en nuestras plataformas, y Tráfico, o número de visitas a nuestras webs.

En definitiva un libro muy recomendable para todos aquellos que nos dedicamos a esta disciplina tan incierta y tan cambiante que es el marketing en Redes Sociales.

Si estáis interesados, podéis descargar el libro o adquirirlo por un precio muy económico a través del siguiente enlace:

Los portales de opinión y las desigualdades

Los portales de opinión y las desigualdades

Ayer Juan Sobejano reabrió un debate que parecía que estaba invernando desde hacía tiempo. El tema que hábilmente tocó fue el de los portales de opinión y, más concretamente, en la lejanía y el poco entendimiento de éstos (en general, que siempre hay excepciones y en este caso es una opinión muy personal y subjetiva), con los hoteles. Es decir, la gran mayoría de los portales de opinión están al servicio – ¿en exclusiva? – del cliente final. Todo esto tiene bastante fundamento, a mi parecer, por lo siguiente: – Los portales de opinión ofrecen todo tipo de facilidades a los clientes de hotel para expresar cuantas opiniones estimen oportunas, con total libertad de acción, idioma, usabilidad y apoyo. Esto me parece perfecto, pero tiene errores, en el sentido que no se ofrecen las mismas posibilidades a los hoteles. – Los hoteles tiene dificultades para poder participar en esos debates que han iniciado los clientes. De acuerdo que los clientes, casi nunca tienen intención de debatir en los portales de opinión, que `para eso disponen de otras herramientas. Simplemente se limitan a opinar. – Los hoteles no pueden de forma sencilla, aclarar y suavizar opiniones negativas, ni agradecer las positivas. Ya no hablo de debatir, sino de poder aclarar y agradecer. Así que, visto lo visto, realmente los portales de opinión se convierten en repositorio de opiniones totalmente válidas, pero que sólo muestran la mitad del hecho turístico. A mi me parece muy lícito, pero lo que no me parece ni medio normal es que después hablen de conversación, 2.0, etc… no son un ejemplo muy válido de ello.

Los empleados de tu hotel son seres muy valiosos

Los empleados de tu hotel son seres muy valiosos


En un principio iba a escribir un comentario en el artículo de Juan Sobejano, acerca de un desencuentro con una supuesta psicóloga que no entiende la depresión causada por el entorno laboral. Y ocurrió que vi que también encajaba en este otro post del mismo Juan

Pero instantes después recordé una cita de un libro, que mi hermana transcribe en el blog que capitanea y del cual soy autor ocasional, lo que me decidió a convertir el inicial comentario en un post en mi blog.

La cita:

“Poco después de haber creado a la humanidad, lo dioses se dieron cuenta de su error. Las criaturas que ellos habían creado eran muy listas, ocurrentes, llenas de recursos, de habilidades, con una gran curiosidad por saber y un espíritu libre decidido a curiosear y explorar la posiblidad”.

Así empieza el nuevo libro que acabo de adquirir; no lo he leido. Rosetta Forner, la autora, ha sido directiva en agencias de publicidad, de comunicación y profesora universitaria y MBA.

Y creo que sobra toda explicación al respecto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies