La verdad, desde que estoy dale que te pego por las Redes Sociales, estoy bastante harto de que se le de mucha más importancia a todo lo que está en inglés que a lo que se escribe en español. Ya se que el inglés es la “lengua universal” y todo eso pero, la verdad, me repatea un poco. Igual que me repatea que haya reputados blogueros españoles que escriben en español que pongan absolutamente todas sus etiquetas en inglés.

Me molesta que le demos más importancia al Financial Times o al Wall Street Journal que al Cinco Días o al Expansión (y no enlazo a ninguno porque ellos tampoco lo hacen – si, estoy guerrero). No entro en si hay más hspanohablantes que inglés-hablantes, o en cuestiones patrióticas que ni me van ni me vienen, pero es que es muy cansino el ir siempre de segundones allá donde vayamos o aparezcamos, y que nos miren por encima del hombro cuando no somos capaces de contestar en inglés todo lo coherentemente que esperan de nosotros cuando nos hablan en ese idioma.

La verdad es que suelo tener este tipo de pataletas que no llevan a ninguna parte, pero bueno, cada uno es libre de protestar por lo que quiera. Sobre todo si lo hace en su casa, aunque sea igual que predicar en el desierto. El caso es que con este “come-come” estaba cuando me reistro en Quora y descubro que me atrae bastante su formato, sus pretensiones y su potencial (cosas todas estas que trataré en otro post cuando las tenga más claras). En este nuevo ¿fenómeno? ciber-social se pueden lanzar preguntas, contestar a preguntas lanzdas por otros y escribir posts sobre el tema que consideres más oportuno. Todo ello va saliendo en una especie de Timeline en el que puedes comentar y votar.

Todo va bien hasta que descubro que las preguntas y las respuestas (los posts no) sólo pueden escribirse en inglés y voy y me cabreo. Lo que pasa es que, como siempre ocurre, lo mejor es no precipitarse. Y me explico: Ocurre que Quora está muy bien pensado y una de las características más trabajadas es que se eviten fácilmente las duplicidades, de tal forma que, cuando comiezas a formular una pregunta, van apareciendo de forma automática y rapidísima, preguntas ya lanzadas por otros a la red y relacionadas con lo que tú estás intetado preguntar. Es mágico cómo afina. Afina tanto que, muchas veces encuentras que alguien ha hecho ya la pregunta. Lo mismo ocurre con las respuestas. Consiguen de forma muy certera evitar duplicidades de ambas.

Pero claro, esto está implementado nada más en inglés. En español aún no. Así que, para evitar esas molestas duplicidades y no llenar la página de miles de preguntas y respuestas repetidas (que sería muy incómodo y engorroso), sólo permiten el inglés hasta que estén preparados. O sea, que no es una cuestión de sentimiento de lenguaje superior ni nada de eso. Pero, ¿está justificado al cien por cien?. Lo pregunto porque durante meses un poco más despacio y de forma invasiva en los últimos días, nos han estado bombardeando con la puesta en marcha de Quora en España y nos han vuelto a todos medio locos por entrar a probar.

Está muy bien, pero,

  • ¿Es justificable y debemos esperar los hispanoparlates a que esté preparado este buenísimo sistema para nosotros también?
  • ¿Deberían haber esperado en Quora a tenerlo preparado antes de lanzarlo en España?

Ahí os lo dejo para que os lo planteéis los que tengáis ganas.

Actualización (1): Me dice Fátima Martínez López, vía Twitter, que las respuestas a preguntas de otros si pueden escribirse en español. Algo no me funcionó cuando lo probé yo ( o la precipitación, que decía antes). He probado hace un rato y es cierto. Así que, dejamos el caso limitado a las preguntas.

Actualización (2): Otra opinión sobre el asunto del inglés y Quora, que podemos leer en Alt1040

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies