Hola amigos,

quisiera comentar este artículo que aparece hoy en Hosteltur, concretamente en la “Columna de opinión”.

Yo comprendo que alguien que trabaja para una empresa de envergadura, y más si ocupa una posición de responsabilidad directiva dentro de la misma, hable con tanta propiedad acerca del tipo de producto que comercializa. Al leerlo uno parece ver que la implantación de un PMS en un hotel, realizada por la propia empresa que distribuye o comercializa el software, con profesionalidad y conocimiento como apunta Christoph Haack, responsable de SIHOT-GUBSE en España, es un paso adelante en cuanto a tecnología y desarrollo de procesos y procedimientos.
Hasta aquí estoy de acuerdo, pero en lo que discrepo es en que dicha implantación la realice la propia empresa. Y es que con los profesionales de la informática me pasa algo parecido a lo que escribí sobre las consultorias, si bien aquellos casi siempre realizan bien su trabajo y, además dependemos de ellos (vaya esta puntualización por delante).
Mis razones son estas:

– Para poder realizar una adaptación al cambio hay que conocer el hotel por dentro con un nivel de detalle que difícilmente tiene una empresa de software, por muy especializada que esté en el sector en el que opera.

– Ante una posible reingeniería de procesos podrán aconsejarte qué es lo que debes cambiar, pero no cómo. Y siempre se debe tener en cuenta que los cambios que te proponen van a ir encaminados a que tú te adaptes a su solución, y no a buscar una solución que se adapte a tu problema.

– La formación de los usuarios nunca va a ser personalizada, que es como tendría que ser. La formación la realizan de forma estándar, es decir, igual para todos los hoteles, y, si no igual, al menos en la misma línea. Tan sólo pueden distinguir entre urbano, vacacional, grande, pequeño, independiente, cadena. Esta distinción es necesaria, pero no suficiente, con lo cual, la formación no deja de ser estándar.

El mantenimiento y el soporte al usuario suelen ser rematadamente ineficaces. Y eso que es ahí donde está gran parte de su negocio. El informático del primer nivel de soporte no suele saber de hoteles y además no entiende al usuario. Por otro lado el usuario tampoco se explica en dialecto informático, con lo cual no se comprenden. Además en el departamento de soporte parece que tienen urgencia de cerrar incidencias, sobre todo cuando éstas permanecen sin solución un número considerable de días. Ante esto ofrecen soluciones atropelladas e ineficaces. Y esto si no te remiten a “la próxima versión”

En definitiva, “ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedios”. Si bien son necesarios para el desarrollo de procesos y procedimiwentos hoteleros, de optimizar éstos y conseguir así que los empleados del hotel redirijan sus esfuerzos a otras labores más productivas y motivadoras, no creo que, de momento, deban erigirse como portadores de verdades absolutas. Creo que ellos mismos deberían plantearse una reingeniería de procesos.

Como contraprestación a mis críticas si quisiera reconocer la verdad de una parte del artículo, que, por otro lado, es la primera vez que leo algo así. Y esto parece un buen paso adelante en la visión de una empresa que se dedica al software de gestión hotelera.

Bloque entrecomillado Por eso, a la cuestión sobre el coste de una tecnología equivocada, habría que añadir la del precio a pagar por no contar son sistemas de gestión acordes con las necesidades del establecimiento. Para gestionar, hacerlo bien y no morir en el intento, ahí van algunas claves:1. Déjate asesorar por los fabricantes más reconocidos, ellos te acompañaran en el camino del éxito de una buena elección.2. Céntrate en las necesidades reales, presentes y futuras, pero no escojas bajo la máxima de “es caro, es bueno” o “cuanto más funcionalidad, mejor”3. Escoge herramientas intuitivas y fáciles de usar, te ayudarán a vencer la resistencia al cambio y reducir la curva de aprendizaje de tus empleados4. Decídete por soluciones modulares y que se integren fácilmente, te ayudarán cuando tus necesidades vayan evolucionando.5. Elige una empresa que garantice continuidad y evolución“Dime qué hotel eres y te diré qué software de gestión necesitas”

De estos cinco últimos consejos si me hago eco y los aplaudo.Hasta la próxima.Rafael Martínez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies