El elefante, la estaca y Albert Barra

El elefante, la estaca y Albert Barra


Tenía ganas de dar mi enhorabuena de forma pública (ya lo hice de forma particular) a Albert Barra por su nueva singladura profesional, pero no me apetecía caer en expresiones tipo: “Te felicito, que tengas mucha suerte…”, así sin más.

Resulta, entonces, que hoy he leído una entrada en un blog que recomiendo desde ya y cuya edición corresponde a Antonio García Fuentes (al que podéis leer también en su página Web), en el que me he encontrado con una historia que me viene al pelo para felicitar a Albert y, de paso, lanzar un llamamiento a todos los que no se atreven a dar el paso. El relato cuenta algo así como que…

“…de pequeño, cierto día, acudió un niño al circo, observó con atención al majestuoso elefante, con las patas tan robustas como troncos de árboles, cómo movía toda la masa de su cuerpo dejando del todo claro que podría ser capaz de derribar un muro, o arrancar un árbol con su fuerza. Al final de la función, el niño observó atónito cómo el elefante permanecía tranquilamente atado, con su robusta pata abrazada por una argolla, de donde salía una cadena que, a su vez estaba atada una estaca clavada apenas unos centímetros en el suelo. Era obvio que el animal no debería tener ningún problema en arrancar la estaca y salir zumbando, más aún cuando minutos antes había dejado claro que era capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza descomunal. Entonces, el niño se preguntó ¿por qué permanece ahí?, ¿por qué no huye?…
La respuesta natural que le dieron fue:

– Porque está amaestrado.

– Y si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?…

Y así se quedó el niño sin respuesta al “misterio del elefante”, hasta que, años después, por suerte, descubrió que alguien había sido lo suficiéntemente sabio como para encontrar la respuesta:

– El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño.

El pobre elefante, ante la costumbre, estaba absolutamente resignado, hasta tal punto que creía que era su estado natural, y estaba convencido de que, aunque quisiese, nunca podría arrancar la estaca que lo sujetaba a ese lugar.”

Todos, incluidos los elefantes, tenemos capacidad para cambiar las cosas, para arrancar la estaca y lanzarnos, dando un vuelco a nuestra vida profesional, tal y como ha hecho Albert. Por eso yo le felicito por la valentía y la determinación que ha tenido al lanzarse a esta aventura que, a buen seguro, será exitosa.

Y animo a todo el que se encuentre resignado a que rompa su atadura y asome la cabeza por ahí, donde encontrará más de un camino y logrará su pequeña victoria.

¿No merece la pena?

¿Qué imagen das en la red?

Hola de nuevo, amigos.

Es preciso, con los tiempos que corren y con la viralidad en constane aumento en la era 2.0, conocer dos aspectos fundamentales en nuestro día a día:

¿Cuál es tu imagen en la red?. Para que no nos pille de sorpresa, quizá debamos realizar alguna acción de investigación de nuestra propia imagen on line, o, como se viene denominando de un tiempo a esta parte, reputación on line. Y no es una opinión gratuita, pues si tenemos en cuenta que no podemos controlar la información que, sobre nosotros, circula y es accesible a cualquiera con acceso a Internet. Además, la información puede ser anacrónica, es decir, puede haber cualquier cosa sobre ti, cuya fecha de publicación es muy anterior a la fecha actual y el usuario no es consciente de ello, entonces el asunto no es baladí.

¿Cuál es la imagen de la marca comercial a la que representas?. Sobre esto, más de lo anterior. Pero pon sumo cuidado, que te juegas mucho.

Así que, o te dedicas a autoinvestigarte, con un tesón propio de un ratón de biblioteca o tienes la suerte de que alguien te brinde la oportunidad de no tener que estar dando bandazos 2.0 buscándote a ti mismo entre las miles de entradas que puedes encontrar en cualquier buscador (y, si tienes un nombre y apellido tan poco original como el mío, la mayoría no son tuyas). Podéis buscar”Rafael Martínez” en Google. Es para volverse loco.

Pero..¿Y si en lugar de salir a “buscarte”, te sientas y esperas a que las noticias sobre ti, tu reputación y tu marca te lleguen solas?
Yo, y unos cuantos afortunados más hemos recibido un regalo de Albert Barra, con el cual la solución a toda esta problemática puede resultar un juego de niños.

Entrad y probad: El regalo de Albert Barra

Espero que os guste.

Hasta la próxima

Marketing Hotelero del Nuevo Milenio, por Albert Barra

Marketing Hotelero del Nuevo Milenio, por Albert Barra

Hola, amigos

Para cerrar el año Albert Barra nos regala un estupendo trabajo en forma de e-book, y que paso a comentar.

Aparte de en su blog, Albert lo ha colgado en Turismo 2.0. Aquellos que pertenecéis a esta red social, ya lo habréis leído. Pero para que otros que no están en Turismo 2.0, lo lean, aquí va mi pequeño resumen.

Muy interesante y a tener en cuenta el comenzar a reutilizar los conceptos de CRM y RM (Revenue Management). Cómo deben utilizarse, acercándose a la conversación abierta con el cliente. De acuerdo también que ambas disciplinas se complementan la una a la otra. Ambas deben integrarse lo mas posible.

Darle la importancia que se merece a los comentarios de clientes en todo tipo de plataformas, no sólo en los portales típicos (Tripadvisor, Booking,..) Aunque yo aquí añadiría que con cautela, recordando el post de Isaac Vidal (Realidad o delirio). No hay que obsesionarse.

Veo que continua su defensa a ultranza de la intermediación. Es obvio viniendo de él. Yo opino que, si bien es necesaria, tampoco está de más intentar reducir el coste que representa para un hotel, que, a mi parecer, es abusivo en algunos casos (28-35%), si sumamos comisiones, canon de publicidad, rappel,..

Perfecto lo de la desmitificación de la Web 2.0. No hay que obsesionarse, ni caer en el snobismo, en “la moda”Totalmente de acuerdo en aumentar la presencia del Marketing on line en los planes de marketing, los cuales han de ser renovados y no prolongados en el tiempo año a año.

Como soy bastante ignorante en temas de posicionamiento, SEO, SEM, etc, no me queda claro lo del “ratio de conversión”. Entiendo que se trata de ver qué porcentaje de visitantes se convierten en clientes. Pero, supongo que lo primero será atraer muchos visitantes, pues si sólo tienes 1 visitante que además se convierte en cliente, el ratio sería del 100 %, pero el resultado pésimo.Y puestos con el ratio, si me parece de lo más acertado utilizar varios ratios desde diferentes enfoques.

La investigación del origen de la llegada de clientes a nuestra página, no por el propio nombre del hotel, sino a través de cadenas de búsqueda que ni nos imaginamos, me parece apasionante.

Por último se me queda un poco corta la parte última dedicada a RR.HH. O quizá es que me estaba gustando mucho y me ha dado rabia que se terminara. En cualquier caso, hay que entender que la disciplina de RR.HH. si estar dentro de sus competencias profesionales, debe estar contenido en este análisis de lo que debe ser el manual de marketing hotelero para los próximos años

He ido un poco a la crítica constructiva y e intentado saltarme, por esta vez, los elogios y alabanzas. Y no por falta de ganas. Y si he sacado dos o tres opiniones algo contrarias a las suyas, debéis saber que en las otras veinte o treinta estoy totalmente de acuerdo, pero habría sido un poco anodino ir punto por punto diciendo lo mismo que é.

Enhorabuena. Me parece impresionante. Es mini-libro en extensión, pero enormemente amplio en contenido y aleccionamiento.

Una lectura absolutamente reomendable, que podéis descargar en el siguiente enlace:
Marketing Hotelero del Nuevo Milenio
Saludos y Feliz Año
Hasta la próxima

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies