Ha vuelto el Blog de un Hotel

Ha vuelto el Blog de un Hotel

Parece que el Blog de un hotel, unas veces entrañable y otras, controvertido, tiene intención de volver por sus fueros.

El blog en cuestión no es otro que en el que se muestra la identidad del Eurostars Madrid Tower , lo cual ya no es un secreto, como tampoco lo es que la “voz en off” del blog, en su momento, era la de Albert Barra. Si me paro a recordar todo esto ahora es porque el hotel del blog ha vuelto a desplegar sus tentáculos tan sólo con un aviso: He vuelto. Volveremos nosotros, pues, a seguir sus pasos.

Aparte de toda esta bienvenida, observo algo que, independientemente que tenga que ver o no, me resulta un tanto curioso. Es caso es que durante todos estos meses de inactividad, la bitácora del Eurostars Madrid Tower no ha estado inerte. Sus suscriptores y seguidores más fieles han continuado manteniéndolo vivo a través de una pequeña comunidad que se ha generado de forma más o menos espontánea. Es curioso cómo aquellos comentaristas del blog que han establecido algún contacto entre si, han utilizado la plataforma para seguir manteniendo ese contacto y esos lazos que les unen on-line.

Y por si fuera poco celebramos en Turismo 2.0 la llegada del miembro número 3.000 (me incluyo entre los celebrantes por ser yo mismo un miembro bastante ligado y activo en esta comunidad). Si has seguido de cerca la evolución del blog de un hotel y, además eres miembro de Turismo 2.0, no te hará falta ser muy observador para darte cuenta de que varios de los últimos miembros son, precisamente, los comentaristas que han mantenido encendida la llama del “hotelito“. Incluso el miembro número 3.000, Medara, es una de las comentaristas más activas del blog. He visto a otros, como Lagartyja, o Isseya, o Esther Hhhh.

Por un lado, vuelve el hotel a su espacio, y por otro, sus fieles seguidores se convierten en protagonistas del día en Turismo 2.0. ¿Es esto una casualidad?.

¿Quién es ahora la “voz en off”?. ¿Albert Barra de nuevo…?

No es algo de vital importancia, aunque lo que si considero que habría que tener en cuenta es la magnífica y altruista labor que han realizado, no se si de forma consciente e inconsciente, todas esas personas que han demostrado su fidelidad al Eurostars Madrid Tower a través de su “diario”. No quiero nombrarlos a todos, por si me olvido de alguno. Tan sólo he nombrado a Medara, por ser ésta la que porta el número simbólico en su registro en Turismo 2.0: el 3.000. Son una magnífica representación de la fuerza del cliente en la red. Creo firmemente que alguien debería recompensarlos.

El Hotel del blog es el Eurostars Madrid Tower

El Hotel del blog es el Eurostars Madrid Tower

No, no vengo a traer noticias en primicia, ni mucho menos. El hotel misterioso ya ha desvelado su identidad. Y lo ha hecho él mismo.
Se trata de una de las torres que se están construyendo en la antigua Ciudad deportiva del Real Madrid, al final del paseo de la Castellana de Madrid, y esta es su página Web.
Aunque si es verdad que su identidad ya no era tan secreta, pues entre los comentarios del blog siempre había alguno que dejaba caer alguna referencia, el hotel, Eurostars, ha sabido mantener la sensación de misterio e intriga que ha rodeado dicho blog desde el principio.
En fin, ya se ha desvelado, y ¿ahora qué…?.
Según anuncia el propio hotel, ahora muchas sorpresas. Con la trayectoria que tiene pienso que, quizá, lo mejor esté por llegar.
Hasta pronto,
Rafael
Hotelito, por donde pasas vas dejando huella.

Hotelito, por donde pasas vas dejando huella.


El mismísimo Enrique Dans ha publicado una entrada acerca de El blog de un hotel, y lo ha hecho en forma de noticia, de la manera más aséptica posible y sin dejar entrever ninguna valoración al respecto. Simplemente ha informado.

Eso ha generado un aluvión de críticas negativas al proyecto del blog de un hotel, de forma que algunos como Juan Sobejano, Javier García, Jordi Ruiz , Albert Barra o yo mismo, así como alguno de los comentaristas, hemos salido en su defensa, no ya por la cuestión sentimental, que no voy a negar, sino por intentar convencer a sus detractores que estaban equivocados.
En favor de los detractores si cabe decir que no poseían los datos suficientes como para poder debatir sin una desventaja. Si tenían razón en el hecho de que ellos tienen los argumentos que les da el hecho de ver y leer el blog, lo cual no es suficiente, pues les falta el pertenecer al sector en el quel Hotel se desenvuelve.
Si es verdad, como dice Juan Sobejano, que somos enemigos de nosotros mismos, y que basta que algo vaya como queremos o como hemos estado promoviendo, para atacarlo sin sentido y a toda costa.
Aunque al final parece que la cosa se ha suavizado mucho y los detractores («m» y «Consultor anónimo»), con más datos, daban un voto de confianza, lo cual les halaga, les honra y da muetra de su inteligencia bloggera.
Gracias también a Enrique Dans por generar este debate, que ha sido muy ilustrativo.
En fin, Hotelito, felicidades, porque, de una forma o de otra, lo que siempre consigues es dejar huella.
Hasta la próxima,

Rafael
Al Hotel del blog: ¡No queremos perder la magia de tu blog!

Al Hotel del blog: ¡No queremos perder la magia de tu blog!

Querido y entrañable hotel,

desde hace algo así como un par de semanas me ronda la idea de enviarte este pequeño aviso, pero quizá no soy quién para hacerlo o quizá me meto donde no me llaman. Aún así, yo funciono muchas veces por impulsos a la hora de escribir en mi blog, sin importarme si me tachan de aburrido, entretenido, plagiador, ocurrente, oportunista o comprometido. Cuando escribo en mi blog, simplemente, escribo lo que me sale y lo hago porque quiero y porque me reconforta, me relaja… Y si tengo visitas o comentarios, pues mucho mejor; mucha más motivación, si cabe. En fin, que he decidido escribirte esto.

No quisiera perder la magia de tu blog. Si es verdad que un día, al final de 2008, si no antes, se pierda algo de esta magia, pero es algo predestinado e irremediable. No te voy a decir cuándo fue el momento en que supe quién vas a ser, tu nombre, dónde vas a estar y demás sorpresas, aunque si te digo que fue hace tiempo. Así que, a partir de ese momento y hasta hace un par de semanas (las mismas que indico al principio) dejé de leer tu blog, porque había perdido la magia
para mi. Por lo que he podido comprobar en comentarios en tu blog y en otros blogs, hay gente que ya sabe de ti, aunque son muy pocos, ya que hay muchos que, aunque crean saberlo van muy desencaminados. Ante esta situación, yo he recuperé la sensación mágica, basada en ver cómo los que comentan en tu blog, van dando palos de ciego o acertando, o intentando ponerte trampas, a ver si te pillan. Es también muy gratificante y divertido. Me imagino cómo te debes reir algunas veces, incluso con alguno de tus colaboradores altruistas.

Lo que a mi me ocurrió lo considero una cosa absolutamente normal, y por eso pienso que cuantas más personas lo vayan averiguando, menos magia emanará de tus artículos.

Quizá tienes los tiempos perfectamente medidos y el momento de la caída de tu antifaz está programado para mucho antes de lo que yo espero, desmarcándote posteriormente con nuevas sorpresas. Si es así, entonces todos habremos de rendirnos ante semejante maestría en marketing, título éste que tienes ganado desde hace ya mucho. Pero si no es así, si tu bajada por la escalera central del salón de baile de palacio es para mucho más adelante, por favor, juega al un poco al despiste, para que todos los que te siguen se desorienten y puedan seguir divirtiéndose como lo están haciendo, como lo estamos haciendo. No quisiera que apareciera el típico listillo a desmontarte el magnífico mundo que has creado a tu alrededor.

Todo este juego va a marcar un antes y un después y, por si alguno no se ha dado cuenta, creo que es ya un punto destacado de inflexión entre el ayer y el mañana de la comunicación, marketing y publicidad.

En fin, cuando te descubrí, creo que comprendí la sensación de un niño cuando recibe un regalo de los Reyes Magos que no le gusta.Por eso dejó de tener gracia para mi. Pero bueno, aún así he vuelto a leerte y seguiré haciéndolo, aunque en principio sin hacer ningún comentario.

No se realmente si te produce algún efecto esto o no, si te importa o no, pero a mi me ha salido así y así lo he plasmado, porque quiero, me reconforta y me relaja.

Un abrazo.

Rafael

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies